Secciones
Síguenos en:
Una noche en Bogotá...

Una noche en Bogotá...

Los bogotanos pueden tener razones para quejarse (trancones, inseguridad), pero también muchos motivos de satisfacción con su ciudad. Aparte de la transformación física que ha abierto nuevos espacios para la recreación, el esparcimiento o el simple desplazamiento de los ciudadanos, la capital está acogiendo un número cada vez mayor y más selecto de manifestaciones culturales. De ello son muestra los actos artísticos que dieron especial brillo a la noche bogotana el jueves pasado.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Esa noche, en el Teatro Colón, la exquisita pianista Teresita Gómez, figura descollante del mundo musical colombiano, recibió la Orden de Boyacá en reconocimiento a 50 años de vida artística y, para celebrarlo, interpretó a Beethoven ante un público que llenaba el emblemático recinto y que la ovacionó varias veces. Fue un momento muy especial en la carrera de esta notable mujer, hija de trabajadores de Bellas Artes en Medellín, sobreviviente de una dura enfermedad. También lo fue para los melómanos que tuvieron la suerte de escucharla.

Al mismo tiempo, se inauguró en Corferias un evento artístico que está a la altura de los más prestigiosos de América Latina: la Feria de Arte de Bogotá, auspiciada por la Cámara de Comercio, con la inclusión de obras de famosos artistas nacionales y extranjeros y orientada especialmente a coleccionistas e inversionistas. Por su tamaño, su organización y la calidad de los invitados, la de Bogotá compite con sobrados títulos con las ferias de arte más famosas de la región.

Otro acto celebrado en la misma noche subrayó la importancia que han adquirido las actividades culturales en la ciudad: el lanzamiento del libro El inútil de la familia, del escritor chileno Jorge Edwards, realizado en la casa museo Ricardo Gómez Campuzano, que fue hogar del maestro fallecido en 1981.

Los anteriores son apenas unos ejemplos de la nutrida actividad cultural y artística bogotana, que todos los días ofrece algo nuevo. Para no ir muy lejos, mientras ocurrían los eventos descritos se daban los últimos toques al Festival de Ballet al Parque, que se apoderará del Parque Renacimiento en este fin de semana; y en el Museo Nacional concluía su primera semana la exposición ‘El Caribe espléndido’, una muestra de música, arte y letras de esta región colombiana, que estará abierta hasta el 26 de febrero.

Por feliz coincidencia, el pintor Fernando Botero y el cantante Juanes obtuvieron el mismo jueves sendos triunfos en el exterior: el primero, con las extraordinarias subastas de sus obras en Sotheby’s y Christie’s, y el segundo, con el anuncio de que fue invitado a cantar en el sorteo final de la Copa Mundo de Fútbol de Alemania, que se realizará en Leipzig, y luego en la entrega del Premio Nobel de Paz en Oslo. Casi nada, para cerrar la que fue una noche inolvidable para el arte y la cultura en Bogotá.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.