Secciones
Síguenos en:
Celadores ‘piratas’, detrás de los hurtos a residencias

Celadores ‘piratas’, detrás de los hurtos a residencias

El robo de cuatro vehículos lujosos de un edificio del norte de la ciudad en el que viven varias personalidades del país, entre ellas la secretaria privada del presidente Álvaro Uribe, dejó en claro que en materia de vigilancia privada lo barato sale caro.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Para las autoridades, ese hurto fue posible debido a la complicidad de los dos celadores del parqueadero con los cinco ladrones que penetraron en la unidad residencial, el pasado 10 de noviembre, a las 10:30 de la noche.

La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada abrió una investigación contra la firma Furec (Fuentes, Recursos y Construcción) y comprobó que no contaba con licencia para ofrecer el servicio que prestaba.

La empresa fue contratada en mayo por la administración del edificio, ubicado en el exclusivo barrio El Nogal.

“Furec ofrece desde jardinería hasta mensajería, pasando por seguridad privada sin tener registro. En los próximos días le impondremos una multa por violar la ley”, aseguró ayer el coronel William Salamanca, superintendente Delegado para Inspección y Control.

Salamanca añadió que el día del atraco no había vigilantes en el parqueadero y la puerta tenía fallas, lo cual permitió a los delincuentes robar con facilidad. Pero la Policía Metropolitana recuperó tres vehículos, momentos después del robo, y capturó a tres integrantes de la banda (ver fotos), quienes están presos en la cárcel Modelo.

‘Que sirva de ejemplo’ Vecinos del edificio dijeron que la firma Furec fue relevada del servicio.

“No conocía bien quiénes eran ellos”, contó un residente.

Este caso, dice el coronel Salamanca, “sirve de campanazo de alerta para que los bogotanos llamen a la Superintendencia y verifiquen si la empresa que los cuida es legal o no”.

En Bogotá se calcula que hay 100 mil guardias de seguridad de empresas privadas legales, y unos 40 mil de ‘piratas’. En lo que va del año, la Superintendencia ha sancionado, con multas entre 10 y 20 salarios mínimos mensuales, a 138 empresas ‘piratas’, la mayoría en conjuntos del norte.

En localidades de esa zona, como Chapinero y Usaquén, se concentró el 44 por ciento de los 3.220 robos a residencias registrados en la ciudad hasta octubre de este año. Y la Policía advierte de una fuerte tendencia de vínculos entre vigilantes y apartamenteros. Aunque es importante subrayar que el robo a residencias en Bogotá ha bajado un 20 por ciento frente a las cifras registradas en el 2004.

La principal razón que lleva a los bogotanos a contratar empresas ‘piratas’ es económica, pues mientras una legal puede cobrar 1’500.000 pesos sensuales, una ilegal cumple el servicio por la mitad de ese precio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.