Secciones
Síguenos en:
Anuncios clave en materia de política monetaria

Anuncios clave en materia de política monetaria

En cuanto al contenido mismo del Informe, es positivo el optimismo del Banco respecto del crecimiento del PIB: no solo revisó al alza su pronóstico para el presente año llevándolo al 4,7 por ciento, sino que espera un crecimiento similar el año entrante. Cabe notar que estos estimativos son superiores a los de la mayoría de los analistas económicos, sobre todo en lo que se refiere a la evolución del PIB en el 2006, donde casi todos esperan una desaceleración como consecuencia del agotamiento de la bonanza externa y el impacto negativo del gran incremento de las importaciones.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Ojalá que los pronósticos del Emisor sean los más acertados, y la economía colombiana continúe creciendo al ritmo del último trimestre, o inclusive se acelere aun más. Sin embargo en el mismo Informe, los anuncios que hace el Banco sobre el rumbo de su política monetaria suscitan interrogantes sobre la sostenibilidad de la actual tasa de crecimiento.

Es conocido cómo en el actual ciclo de recuperación económica han jugado un papel determinante, además de la bonanza del sector externo, las políticas monetaria y fiscal que han sido altamente expansivas, dando un gran impulso a la demanda interna -siguiendo la más pura tradición keynesiana. En efecto, con los agregados monetarios creciendo por encima del 20 por ciento, las tasas de interés en niveles históricamente bajos, y el gasto público disparado con incrementos que duplican la tasa de inflación, lo extraño es que la economía no esté creciendo más rápidamente, como sucede en la mayoría de los países latinoamericanos, aun en los que no adelantan políticas tan expansivas.

Pero el anuncio de la junta del Banco es que, ante el temor de que la inflación se acelere, va a cambiar la orientación de su política. Dice textualmente el Informe que ante la probabilidad de que la inflación se viera estimulada por presiones de demanda, o por un repunte de la inflación de los bienes transables, “serían necesarias alzas de la tasa de interés, de forma más temprana y en mayor magnitud que las que se requerirían en caso de existir todavía una brecha negativa o de mantenerse la apreciación del peso durante el próximo año”.

Lo más preocupante de este anuncio es que confirma la percepción de algunos analistas en el sentido de que el Banco ha utilizado la tasa de cambio como un ancla contra la inflación y que no está dispuesto a propiciar una devaluación del peso por el efecto que esto tendría sobre el precio de los bienes importados. Más aún, la postura del Banco Central implica que si se llegara a recuperar el precio del dólar subiría sus tasas de interés y restringiría la oferta monetaria.

Es por este retorno a la primacía total del objetivo antiinflacionario, por el anuncio de la eventual elevación de las tasas de interés y por la perspectiva de continuar con una tasa de cambio sobrevaluada, que consideramos poco probable que el crecimiento económico del 2006 sea tan favorable como el de este año. La apertura del Banco a difundir más ampliamente sus políticas debe aprovecharse para un gran debate público sobre las prioridades de la política monetaria.

“Es poco probable que el crecimiento en el 2006 sea tan bueno como el de este año”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.