Secciones
Síguenos en:
Aceite: si es vegetal, mejor

Aceite: si es vegetal, mejor

(EDICIÓN BOGOTÁ) (SALUD Y VIDA) Para los nutricionistas es claro que todo el mundo debería aprender a diferenciar los tipos de grasas. ¿La razón? Aunque lo aconsejable es que el 30 por ciento de las calorías que a diario consumen las personas provengan de esta fuente, algunas de ellas elevan los índices de colesterol malo. (VER: LEA LA ETIQUETA)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Cuando se habla de colesterol bueno y malo no se alude a colesteroles distintos, sino a una misma molécula, que es esencial para la vida. La diferencia radica en el tipo de lipoproteínas que se encargan de transportarlos por el torrente sanguíneo.

El malo: es llevado por lipoproteínas de baja densidad (LDL); no es bueno para la salud.

El bueno: es transportado por lipoproteínas de alta densidad (HDL); disminuye el riesgo de enfermerdades. Se produce en el hígado, circula en el plasma y captura al colesterol malo, desde las células de las arterias, para llevarlo al hígado, donde es metabolizado y eliminado. Los triglicéridos son la forma en que la grasa se acumula en el organismo: cuando este digiere las grasas de los alimentos, libera triglicéridos a la sangre, que son transportados para dar energía o para ser almacenados en forma de grasa.

El hígado está en capacidad de transformar cualquier fuente de exceso de calorías en triglicéridos, de hecho, constituyen cerca del 90 por ciento de la grasa corporal.

Sabiendo esto lo recomendable es elegir grasas y aceites que no aumenten los niveles de colesterol malo y que ayuden a elevar el bueno.

Grasas saturadas: aumentan el colesterol en la sangre y las placas de ateromas (acumulación de fibras y lípidos) en las paredes de las arterias, haciéndolas más estrechas y aumentado el riesgo de infarto de los órganos que irrigan.

Se encuentra especialmente en mantequillas, aceites de coco, mantecas y grasas de origen animal.

Grasas insaturadas: son de origen vegetal y se dividen en poliinsaturadas (disminuyen los niveles de colesterol en sangre; se encuentra en aceites de maíz, cártamo, soya y girasol) y monoinsaturadas (baja los niveles de colesterol y triglicéridos y eleva el colesterol bueno; está en los aceites de oliva, canola, maní, en las nueces y en los aguacates). Antes de comprar aceites y grasas, lea las etiquetas (ver gráfico).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.