Secciones
Síguenos en:
Arrecia batalla por clientes de productos de consumo

Arrecia batalla por clientes de productos de consumo

En momentos en que el consumo de los colombianos ha comenzado a reaccionar, las compañías del sector de alimentos y bebidas se trenzan en una dura batalla por ganar participación de mercado. (VER GRAFICAS)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Tras varios años de recesión para las empresas de alimentos procesados, los dos últimos se han convertido en los del ‘desquite’. Por eso, muchas compañías decidieron aumentar su oferta y sus inversiones para diseñar nuevos productos, empaques y presentaciones que les permitan llegar a más consumidores.

Algunas empresas le apuestan a los cambios en los hábitos alimenticios, para hacerlos más saludables y otras simplemente buscan transmitir mensajes de diversión, con el fin de mantener sus mercados.

Entre las empresas de bebidas en polvo ha sido notoria la campaña para elevar el consumo de fruta. Y el turno este año fue para la guanábana.

Quala, una de las más grandes en materia de alimentos, lanzó Guanabayá, una bebida en polvo con ingredientes naturales de la guanábana. Por su lado, Alquería se apresta a sacar el Juguileche Guanábana.

Por su parte las procesadoras de enlatados marinos Van Camp’s y Vikingos (Grupo Luker) también se han empeñado en crear el hábito del consumo de atún. Recientemente lanzaron sus líneas ‘ventresca’, que es la parte más suave del atún y tiene un precio mayor sobre el tradicional.

En esta línea y en la tradicional, la estrategia de Van Camp’s se centra en el contenido bajo en grasa. El mensaje es la consecución de una figura femenina ideal para lucir jeans ‘descaderados’. Esta marca, cuya licencia en Colombia corresponde a Andean Trading International, se apresta a lanzar una línea llamada Van Camp’s Lunch.

También en la onda natural, Alpina lanzó las marcas Frutivital y Frutto para ampliar su portafolio de bebidas lácteas y naturales.

-Las empresas que retan al desayuno y entre las comidas.

Entre las guerras de publicidad que se han planteado este años está la de los productores de cereales que decidieron desafiar al tradicional tamal y huevos y cambiarle el desayuno a los colombianos.

La campaña que más impacto ha tenido es la de Kellog’s con su línea All Bran, un cereal de salvado de trigo con alto contenido de fibra.

La estrategia se ha centrado en la necesidad de aumentar el consumo de fibra, para lo que su agencia de publicidad contrató como personaje principal al actor Nicolás Montero.

La compañía adelanta una estrategia similar para promocionar la porción personal de cereales, para consumir en la oficina y combatir el hambre de las entre comidas.

Esta estrategia más que ir contra sus rivales del segmento, como Nestlé (Corn Flakes y Fiber One), critica el alto consumo de snacks, huevos, tamales, empanadas y otros producto que tienen altos niveles de carbohidratos y que son tradición en la dieta de los colombianos.

Estas empresas han tenido que afrontar una dura competencia de las marcas propias de cereales de los hipermercados, algunos de ellos importados a granel, empacados en el exterior o encargados a la firma colombiana Universal Foods.

Pero el desayuno tiene más competidores. Las compañías también han incrementado este año por elevar el consumo y las ventas de cacao, malteadas y bebidas achocolatadas.

Nestlé elevó su pauta en las líneas Milo y Nesquick. Casa Luker por su parte sigue posicionando a Chocoexpress como una bebida lista y baja en colesterol, mientras que la fábrica de Productos El Rey se apresta a sacar un chocolate de mesa tradicional.

La cadena Olímpica prepara la salida al mercado de la bebida Chock-o, en tanto que el grupo peruano Gloria lanzó Milko Algarra y la bebida de yogur Algurt. Votre Passion, empresa que opera las ventas por catálogo de Leonisa, también entró en la onda natural y amplió su portafolio con bebidas en polvo, entre ellas café capuchino, malteadas y bebida energizante bajo la marca Natt.

-En bebidas, la pelea se puso mucho más caliente’ .

Un año muy movido en materia de guerras publicitarias ha registrado el sector de bebidas del país.

Aunque ya es tradicional que las dos principales productoras de gaseosas del país, Coca Cola y Postobón, se enfrenten por lograr el favor de los consumidores a través de campañas publicitarias o de mercado, el 2005 marcó un hito.

A comienzos del año la multinacional Coca Cola decidió retar a su competidor Postobón al incursionar en un mercado que por varias décadas ha dominado la firma nacional: el de sabores. Con una inversión de 15.000 millones de pesos, la compañía lanzó su marca Crush, que entró a competir con cuatro sabores básicos en los que Postobón tiene alto posicionamiento: naranja, uva, kola y en un producto similar a la Colombiana. Al cierre de septiembre, los sabores de Crush habían logrado acaparar el 10 por ciento de este mercado.

La respuesta en términos de inversión publicitaria, cambios en presentaciones y nuevos lanzamientos fue inmediata por parte de Postobón, que en lo corrido del año ha hecho inversiones similares a las de su competidor.

Pero las batallas no se han limitado al área de las gaseosas. El lanzamiento de aguas saborizadas de Dasani por parte de Coca Cola, con una inversión de tres millones de dólares, provocó una reciente reacción de Postobón con un producto que le compite directamente aunque no es de la misma categoría: Mr.

Tea, que requirió una inversión de unos 6.000 millones de pesos.

Mientras Dasani lanzó sabores como rosado, inspirado en la Flor de Jamaica; Blanco, en el limón y rojo, en la toronja; Mr. Tea ofrece como opciones el limón y el durazno.

-Cada vez aparecen más jugadores en el negocio de los caldos.

Por más de cuatro décadas los caldos se han posicionado entre los alimentos preferidos por los consumidores colombianos.

Hoy, se estima que el valor de ese mercado puede estar alrededor de los 99.000 millones de pesos, en medio de un dinámico desarrollo de productos en los últimos dos años.

Por décadas reinaron en esta categoría de alimentos Maggi de Nestlé, y Knorr de Unilever.

Hace cuatro años la aparición de Doña Gallina, de Quala, despertó la competencia con un movimiento que ha ido agregando nuevos productos en la oferta de las tiendas y los supermercados.

El año pasado, Disa, la compañía de Unilever que maneja la marca Fruco, 'lanzó' al mercado su línea de caldos: Caldo de triple sustancia con costilla, gallina y cerdo.

También incluyó en la oferta el caldo con costilla jugosa y el caldo de gallina sustanciosa.

Las inversiones de Disa en el desarrollo de estos productos llegó a los 20 millones de dólares.

En volúmenes, las empresas del sector y los análisis sobre estos productos hablan de más de 340.000 litros preparados para los consumidores colombianos.

Entre los competidores también está el caldo de Gallina Comarrico, de la empresa de productos alimenticios que desde hace poco hace parte de Inversiones Nacional de Chocolates, y que tiene un posicionamiento fuerte en la Costa.

En el tema de los caldos y las sustancias la Fábrica de Productos El Rey tiene en ‘el horno’ un producto con la marca Sazonatigre, mientras que John Restrepo y Cía. tiene planeado colocar en el mercado Buengusto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.