URUGUAY GANÓ POR SU SOLIDEZ

URUGUAY GANÓ POR SU SOLIDEZ

Uruguay no reniega de su tradición de equipo fuerte, de gran contextura física, de exhuberante desfogue y se apuntó una victoria 1-0 sobre Chile, partido que al final tuvo tintes dramáticos en este XV Juventud de América. La única anotación del encuentro fue a los 15 minutos de la etapa inicial, con un zapatazo al ángulo del lateral Traversa, tirado en proyección, cuando vino el famoso pase de la muerte .

18 de agosto 1992 , 12:00 a.m.

Pudo ser empate 1-1 o también 2-0 en contra de los chilenos en el lapso de tres minutos al final. Primero por una pena máxima ante mano de Nestor Correa (expulsado) y que le atajó el arquero Martínez a Mller (minuto 41).

Y segundo porque en un contragolpe, Fernando Correa aprovechó un error de Ferragut, quedó solitario y al tratar de hacerle globito a Whiteley, la pelota pegó en el horizontal.

Lo que había anticipado el técnico Angel Castelnoble, se reflejó en el terreno. Un cuadro charrúa muy grande para esta categoría (el de mejor talla del torneo), que no tiene grandes figuras para resaltar, pero muy sólido en marca y defensa.

Es difícil porque no regala un centímetro del terreno. Aplica el pressing desde la misma salida del contrario, acorrala sobre los costados a los laterales y prácticamente no deja pensar al rival.

Y cuando hay necesidad de hacer prevalecer la rudeza, no tiene ningún problema y la prueba es que cuatro de sus jugadores vieron la tarjeta amarilla por reiteradas faltas.

Chile se fue en intenciones. Y resulta complicado un balance de lo que en realidad es el conjunto, por ese hostigamiento de principio a fin que mantuvieron los uruguayos.

Las intenciones son el trato de pelota a ras de piso, la idea de salir jugando desde el fondo, intentar el toque corto de tres cuartos de cancha hacia adelante y en determinados momentos tirar centros, pero templados para evitar la colisión ante Uruguay.

Tan limitado estuvo que solamente dos jugadas se pueden catalogar como opciones frente a Martínez. Y ambas por el mismo jugador, Max Mller. En el primer período, a los 30 minutos, saliendo de atrás para sorprender a la defensa charrúa en plena salida, pero la bola se le fue larga. La segunda, con esa pena máxima que erró al final.

Entonces, puede ser una idea equivocada la que mostró Chile en este encuentro, porque ante el pressing de Uruguay se vio equivocado, muy reducido en espacios, sin ideas y sin orden.

Lo cierto es que ninguna de las dos escuadras trae a un jugador desequilibrante, de aquellos líderes que en segundos definen un partido.

Ganó Uruguay porque infundió respeto a través de su envergadura física y de su fuerza. Pero luego del gol, tampoco hizo mucho para tratar de aumentar en el marcador porque también hay que reconocerle a Chile que ajustó sus marcas, por la capacidad de su capitán Ferragut para ordenar sus líneas.

Pero, eso sí, no fue un brillante encuentro, más bien por momentos rudo, y sin talento suficiente para inquietar.

Uruguay alineó con Martínez (atajo penalty); Traversa (15 PT), Oliveira, López y Tabare; Adinolfi, Sena (Dapueto), Márquez y Lemos; Fernando Correa y Pérez (Nestor Correa-expulsado).

Chile con Whiteley; Rojas, Veliz, Ferragut y Flores; Ricardo Rojas, Lyon (Silva), Mller (erró penalty) y Escalona; Garrido (Vargas) y Salas.

Buena actuacion del árbitro brasileno Claudio Cerdeira.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.