GOBIERNO JUSTIFICA LA INTERVENCIÓN ESTATAL EN SERVICIOS PRIVATIZAR NO ES EL NORTE DEL GOBIERNO : GAVIRIA

GOBIERNO JUSTIFICA LA INTERVENCIÓN ESTATAL EN SERVICIOS PRIVATIZAR NO ES EL NORTE DEL GOBIERNO : GAVIRIA

Al culminar ayer la instalación de las Comisiones Preparatorias de la Asamblea Constituyente, el presidente César Gaviria dijo que al Gobierno se le ha malinterpretado al querer mostrar su política económica basada únicamente en la privatización. Ese error de interpretación de la política gubernamental no obedece a la visión pragmática que nos caracteriza. No hemos renunciado a creer que en una economía abierta y moderna como la que estamos construyendo existe un espacio decisivo y preeminente para la inversión estatal , dijo.

06 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Según el presidente, la privatización a ultranza --aceptación extrema del credo neoliberal-- no puede aplicarse en un país joven como Colombia, apenas en proceso de poblamiento, donde se requiere que el Estado haga presencia en áreas de servicios como salud, edudación, seguridad social, vivienda, nutrición, cultura, recreación y deporte.

Ante un grupo de expertos en temas económicos que tendrán el papel de analizar los cambios que quiere el país en esas materias, el presidente sostuvo que el mejor Estado no es el más intervencionista, sino el que mejor funciona y el que mejor cumple sus funciones, incluyendo la prestación de servicios públicos esenciales.

Nuestro problema no es reducir el tamaño del Estado sino hacerlo cada día más apto para cumplir las responsabilidades que tiene con los colombianos , dijo.

A juicio del primer mandatario, lo que trata de hacer su administración es remover aquellos factores de privilegio, injusticia, corrupción y de desigualdad que entorpecen la acción estatal y eliminar las rigideces que han impedido su funcionamiento.

No sobra reiterarlo: antes que desmantelar el Estado lo fundamental es hacer que su acción sea más eficaz, sino que ello traiga consigo, en modo alguno, su crecimiento desmesurado e irresponsable , precisó. Cambios a la Carta El presidente presentó ante los asistentes, lo que el Gobierno aspira sean las reformas de tipo económico en la Constitución, desde la necesidad de la planeación del desarrollo hasta la democratización de la propiedad.

En primer lugar propuso que los planes de desarrollo que presente el Gobierno al Congreso se compogan de dos partes: una general en la que estén los objetivos generales, programa macroeconómico e inversiones sectoriales y regionales, y un segundo capítulo que contenga recursos, medios y sistemas para la ejecución de los planes.

En desarrollo de esta propuesta, el Gobierno es partidario de acabar con la comisión del plan --que nunca ha funcionado-- para que de ello se ocupen todas las comisiones del Congreso.

En materia de presupuesto nacional, el presidente señaló la importancia de responsabilizar al Gobierno y el Congreso en definir con claridad las fuentes de financiación de aquellos gastos para los cuales no existen recursos cuando se elabora el presupuesto anual.

Asimismo pidió que se instaure una comisión permanente del Congreso que se encargue de aprobar créditos presupuestales suplementarios cuando las cámaras se encuentren en receso.

El presidente también se mostró en favor de hacer revisiones a los preceptos sobre la función social de la propiedad privada. Por ejemplo, indicó que se deben revisar los mecanismos previstos para la expropiación, porque, a su modo de ver, se han convertido en un cuello de botella insuperable.

En materia de control fiscal, Gaviria dijo que se requiere acometer reformas con inquebrantable decisión y gran rigor.

El Gobierno estima que la reforma al control fiscal debe centrarse en criterios de orden técnico con independencia de la configuración del organismo al cual se le asigne tal responsabilidad. Dicho de otra forma, el control del cascarón fiscal es lo de menos. Lo de más es que la vigilancia de la gestión fiscal proteja el patrimonio público, reclame una información adecuada acerca de la situación financiera del Estado y pida cuentas a los funcionarios sobre los resultados de la gestión que adelanten .

En el mismo sentido, se inclinó por la adopción de un control posterior sobre los dineros del Estado para hacer más dinámica la acción oficial, lo mismo que pemitirle al Ejecutivo establecer mecanismos alternos de control en todos los niveles de la administración.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.