Secciones
Síguenos en:
Cambios en formato de la negociación agrícola activa alarmas del sector privado

Cambios en formato de la negociación agrícola activa alarmas del sector privado

Luego de 18 meses de conversaciones para definir un Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y los países andinos, los negociadores esperan celebrar la próxima semana la última ronda en este proceso. (VER TABLAS)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Pero para lograr el cierre, tendrán que definir dos grandes escollos: garantizar que los resultados de la negociación sean buenos para el sector agrícola y que no afecte a los consumidores de medicamentos.

La mesa agrícola es quizás la que más expectativa genera para esta ronda, que se cumplirá en Washington, no sólo porque es uno de los temas con menores avances que ha habido durante el año, sino porque para esta ronda se cambió la forma de negociación.

Según informó el Gobierno al sector privado, las reuniones serán bilaterales y en la mesa se escogerá un tema específico que tenga algún grado de dificultad y se generarán parámetros para trabajar y los representantes de cada país se irán por su lado a estudiar las propuestas y al día siguiente se volverán a reunir, si hay avances se pasa a otro tema, pero si no los hay será abordado posteriormente.

Sin embargo,para el vicepresidente de la SAC, Alejandro Vélez, este sistema de negociación no es muy positivo si se tiene en cuenta que no hay un mecanismo para la búsqueda de flexibilidades entre las partes.

Las preocupaciones se centran en el hecho de que no se conocen avances ni propuestas en temas como los cronogramas de liberación, normas de origen, capítulo 11, no está garantizado el acceso real pues no ha habido acuerdo en el tema de normas sanitarias y fitosanitarias y no se sabe a ciencia cierta qué sucederá con los productos hipersensibles y con las exportaciones de oleaginosas, cacao, azúcar y etanol.

Un tema que genera preocupación para el sector privado es el hecho de que E.U. pidió exclusión en compras estatales agrícolas y el Gobierno colombiano no se ha pronunciado al respecto y no ha solicitado exclusiones.

E.U. importa más de 23.000 millones de dólares al año y Colombia podría aprovechar algo de esas adquisiciones. Justamente este tema es el que no ha permitido el cierre de la mesa de compras públicas.

En el tema de salvaguardias para el agro tampoco ha habido mayores avances.

Si bien los negociadores solicitaron comentarios de los gremios sobre el tema aún no conoce si el Gobierno nacional llegará con una nueva propuesta a la mesa de negociación sobre este tema.

En cuanto a la mesa sanitaria y fitosanitaria, al cierre de esta edición los norteamericanos no habían enviado -como estaba previsto- a los negociadores colombianos una nueva propuesta para estudiarla antes de que se inicie la décimotercera ronda.

Para el presidente de Fenavi, Jorge Enrique Bedoya, la falta de voluntad de parte de E.U. ha impedido un avance adecuado en las negociaciones y no es muy optimistas sobre los avances en esta ocasión.

Uno de los aspectos que más preocupación le genera a los empresarios es que desde hace más de un mes no son consultados, ni citados a reuniones por parte del equipo negociador, para definir la estrategia de esta ronda para el tema agrícola.

Según explicó el Gobierno al sector privado, inicialmente las reuniones están previstas para los cinco días de la próxima semana, pero en caso de que se comiencen a dar acuerdos y si hay una mejor actitud por parte de E.U., las negociaciones podrían prolongarse hasta el 22 de noviembre, en caso contrario se culminará la ronda.

-En espera del acelerador.

Los avances que se esperaban la semana pasada en la mesa de asuntos sanitarios y fitosanitarios, habían alentado el cierre de la negociación del TLC en la ronda que comienza el próximo lunes. Pero estas reuniones fracasaron ante los anuncios de los negociadores de E.U. de echarse para atrás en algunos temas que ya habían concertado meses atrás. Algunos empresarios dudan de que realmente se logre el cierre de los temas agrícolas, y afirman que habrá que poner ‘a fondo’ el acelerador. El Gobierno por su parte ha señalado que está preparado para lograr un cierre que satisfaga los intereses del sector privado.

-Así operarán las reuniones.

En reuniones que se cumplirán en dependencias de la Oficina del Representante Comercial, Ustr por sus siglas en inglés, se abordarán los temas que quedan pendientes de cierre en el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y los países andinos.

Las reuniones arrancan el lunes y algunas mesas están programadas para todos los días que dure la ronda. Estas mesas son las de inversión, medidas disconformes, propiedad intelectual y agricultura.

Otras mesas que funcionarán en esta ronda son las de textiles, cuyas sesiones están previstas para el martes y miércoles, la de asuntos institucionales que operará sólo el martes y la de medidas sanitarias comienza el martes, con receso el miércoles y retomará el jueves y viernes.

Para el miércoles y jueves está previsto también que se realicen las reuniones sobre compras del sector público, mientras que el jueves arrancan mesas como las de acceso a mercados, reglas de origen, fortalecimiento de la capacidad comercial, asuntos ambientales y servicios financieros, para definir algunos anexos que están pendientes.

La mesa de jefes de negociación opera desde el martes.

-Andinos insistirán en mayor flexibilidad de E.U.

Los continuos ‘dardos’ que han enviado los jefes de negociación andinos a su colega de Estados Unidos no han surtido el efecto esperado en las 12 rondas que se han cumplido desde el 18 de mayo de 2004, cuando se inició el proceso.

Aunque con frases corteses y hasta chistosas, los negociadores andinos han puesto varias veces el dedo en la llaga sobre la falta de actitud por parte del equipo liderado por Regina Vargo, sin obtener la respuesta esperada porque siempre han recibido las mismas respuestas diplomáticas.

Estas han apuntado a que existe interés de Estados Unidos por lograr un acuerdo equilibrado pero... (y siempre hay un pero) es necesario satisfacer los intereses de grupos empresariales de ese país, se debe redactar un acuerdo que sea aprobado por del Congreso, no afecte a los consumidores e incluso que satisfaga al propio Gobierno.

En esta ocasión, según acaba de anunciar el jefe negociador de Ecuador, Manuel Chiriboga, el primer pedido que se hará a Estados Unidos va en el mismo sentido: que muestre real interés por negociar y deje a un lado las posiciones ventajosas que ha esgrimido a lo largo de los 18 meses de negociación.

En esta oportunidad se espera que la petición sea escuchada ya que los andinos buscan que esta sea la última ronda pues de lo contrario se expondría a un fracaso en la negociación.

Los plazos perentorios que existen juegan a favor y en contra, pues podrían acelerar el proceso.

Como se sabe, está programada la negociación para una semana y podría extenderse hasta el 23, puesto que el 24 de noviembre es el Día de Acción de Gracias.

Después de esta fecha los negociadores de E.U. han dicho que se dedicarán a los preliminares de la reunión de la OMC que se cumplirá en Hong Kong a mediados de diciembre.

-En propiedad intelectual solicitan claridad.

Un grupo de agremiaciones relacionadas con el sector de la salud y la Conferencia Episcopal le pidieron al Gobierno hacer pública la nueva agenda de los negociadores colombianos en materia de propiedad intelectual en medicamentos, pues desde que se anunció después de la ronda de Miami que este tema tendría una solución política, las partes interesadas no han sido informadas sobre los cambios realizados.

El director de la Fundación Misión Salud, Germán Holguín, explicó que hace cerca de un año el presidente Alvaro Uribe había definido las ‘líneas rojas’ de la negociación, pero desde la décimo primera ronda hubo cambios y no se sabe cuáles son las nuevas y “tenemos derecho a saber cuál es la agenda ‘B’ que se está manejando.

Los límites definidos por Uribe con el equipo negociador y los ministros de Comercio, Jorge Humberto Botero; y de Protección Social, Diego Palacio, fueron: permitir la prolongación de las patentes por demoras superiores a siete años en la oficina que las aprueba, protección a los datos de prueba con agotamiento de ese derecho en un plazo de un año y rechazar el vínculo entre las oficinas de patentes y la sanitaria tal como lo propone E.U.

Para el presidente de la Academia Nacional de Medicina, Zoilo Cuéllar Montoya, si el Gobierno nacional cede más de estas ‘líneas rojas’ la salud pública estará comprometida.

De hecho, un nuevo estudio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) concluye que un acuerdo como el que firmaron los países centroamericanos y República Domicana (Cafta) con Estados Unidos ocasionaría para el 2020 un impacto económico de 940 millones de dólares anuales y dejaría sin acceso a medicamentos a más de seis millones de usuarios del sistema de salud.

Por este motivo, le solicitaron al Ministro de Protección defender con “firmeza” el principio que señala que los intereses de la salud están por encima de los del comercio.

Las organizaciones médicas insistieron en la necesidad de que se rechace la petición de patentar las solicitudes de usos, de métodos médicos y las de plantas, animales y genes.

El estudio también advierte que con la sola protección a los datos de prueba consignada en el decreto 2085, los gastos en medicamentos aumentarían en 630 millones de dólares en el 2020. Si este gasto no se incrementa, el consumo se reduciría hasta en un 26 por ciento desde el 2010.

Además, el régimen contributivo de salud tendrá un gasto adicional en medicamentos de 100 millones de dólares en el 2002, mientras que para el subsidiado significarían 18 millones de dólares más en el mismo año.

De otra parte, Palacio anunció que el equipo negociador del Ministerio de Protección estará presente en la ronda de negociaciones que se iniciará el próximo lunes en Washington.

-Andinos van por el cierre, pero una nueva fecha vuelve a ‘barajarse’.

Luego de una reunión de coordinación de posiciones de negociación, que se cumplió el pasado martes en Quito, los negociadores andinos enfilan sus baterías para la ronda de negociaciones que arranca la próxima semana.

Los jefes de los equipos andinos han dejado claro que el reto es lograr el cierre en esta ronda. Sin embargo, también son conscientes de que existe un elevado número de temas que todavía no están listos.

Aunque el jefe negociador de Ecuador, Manuel Chiriboga, dijo ayer que a su país no le conviene quedarse por fuera del tratado y buscará cerrar las negociaciones, el Gobierno del presidente Alfredo Palacio espera que esto no sea ‘a cualquier precio’.

El propio ministro de Comercio Exterior, Jorge Illingworth, se refirió esta misma semana a la importancia estratégica del tratado para su país pero aseguró que éste debe ser equitativo y benéfico para todos.

Por su parte, Chiriboga ha expresado la preocupación por un escenario sin tratado. “Ni siquiera quiero pensar en quedarnos fuera, no por nuestras exportaciones, creo que nuestros empresarios verán formas de acomodarse, pero los efectos sobre el mercado interno ... implicaría una falla y una imposibilidad de modernizarnos institucionalmente en ámbitos centrales del comercio del exterior'”, dijo.

Por eso, aunque la ronda que comienza el lunes puede ser la definitiva, ya hay quienes piensan en voz alta que si no es en esta ronda, podría darse una ampliación en lo que los negociadores han denominado ‘ventana de oportunidad’ para cerrar el TLC.

La ronda que comienza el lunes está programada para una semana, con posibilidad de extenderse los tres días de la siguiente semana, es decir, máximo hasta el miércoles 23 al medio día. Después de esta fecha, los norteamericanos entran en el principal festivo que se celebra en ese país, el Día de Acción de Gracias.

Esto implica que sólo regresarían a trabajar el 28 de noviembre siguiente, fecha que incluso fue contemplada por los negociadores para realizar esta ronda, en vista de las dificultades logísticas que surgieron para realizarla.

Ayer el propio jefe negociador de Ecuador, Manuel Chiriboga, dijo que la última fecha posible para cerrar el acuerdo era el 6 de diciembre, pues dos días después comenzará el desplazamiento de negociadores de E.U. para participar en la ronda de la Organización Mundial del Comercio en Hong Kong.

El ministro de Comercio Exterior de Perú, Alfredo Ferrero, prefirió no referirse a nuevas fechas y ayer dijo a los medios de su país que ‘hará lo que sea’ por cerrar la negociación.

-Los avances que se esperan en las mesas.

Sólo 8 de los 24 temas que se abordan en la negociación del TLC con Estados Unidos están cerrados hasta el momento.

Aunque sólo un tema está en la categoría de no avanzado -agricultura-, otros que registran avances podrían generar dificultades en el proceso de cierre, entre ellos propiedad intelectual, medidas sanitarias y fitosanitarias e inversión.

De acuerdo con el jefe negociador, Hernando José Gómez, alrededor de 12 temas están suficientemente negociados y quedan en la categoría de asuntos ‘por cerrar’. Estos tienen que ver con temas laborales, ambientales, institucionales, compras públicas, medidas disconformes, acceso a mercados en el tema de usados y remanufacturados, reglas de origen, servicios transfronterizos, solución de controversias y telecomunicaciones.

Para esta ronda está previsto que los negociadores realicen un trabajo muy arduo para lograr que tanto los temas que están por cerrar como los que registran avances entre medios y altos, puedan estar listos.

En los asuntos agrícolas, el atraso se registra por igual con Ecuador, Colombia y Perú. La interinidad en el titular del tema agrícola en Estados Unidos, luego de la salida de Allen Johnson, se sumó a las diferencias abismales que se registran en la mesa entre los negociadores andinos y los de ese país.

Aunque los andinos se han preocupado por hacer propuestas y contrapropuestas para lograr un punto de negociación, sus pares norteamericanos no han mostrado hasta el momento ningún tipo de reacción, según afirman los andinos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.