Secciones
Síguenos en:
Alejandro, el más veloz armando computadores

Alejandro, el más veloz armando computadores

El tiempo que Alejandro Forero invierte cada mañana bajo la ducha, equivale al que él mismo gastaría para ensamblar 10 computadores, y otro tanto haría con 25 de estos aparatos mientras se viste, desayuna, cepilla sus dientes y llega al colegio.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Los azares no hacen parte de la vida de este muchacho de 16 años. Analista con espíritu sereno y además talentoso. Virtudes que ayer jugaron a su favor para ocupar el primer puesto dentro del concurso 'Arma tu PC contra reloj’, con un tiempo récord de 2 minutos 16 segundos.

Se trataba del Primer campeonato de tecnología en Bogotá, que reunió a 12 mil alumnos de noveno, décimo y undécimo grado, de 200 colegios de la ciudad; quienes a través de la Comunidad Académica Intel, recibieron capacitación para medir velocidades frente al ensamblaje de equipos.

El pasado 29 de octubre fueron convocados aquellos que obtuvieron los mejores tiempos –entre 3,14 minutos y 4,21 minutos–, y de allí salieron los 16 finalistas que ayer se encontraron en el Centro de Alta Tecnología, para definir el primer puesto.

Alejandro, un joven que conoce los computadores desde los 7 años, cuando utilizaba el viejo equipo de su casa para llevar las cuentas de la plata que su papá le daba para los recreos, el mismo que recuerda, entre sus aventuras, la primera vez que navegó en Internet, en 1995, y que armó su primer PC hace año y medio, ayudado apenas por un manual de instrucciones, llegó como si fuera otro más del público, en plan de observador.

Sin embargo, junto con su compañero Joseph Guevara –ambos estudian en el Instituto Alberto Merani– habían trasnochado para entrenar.

"Hicimos la lista de pasos, como quien estudia una pista de carros –dijo él–. Primero la fuente de poder, luego la unidad de CD, la memoria, la tarjeta de red y de video, entre otros componentes. Pero la verdadera agilidad está en el manejo de los tornillos, porque hay que tener la misma habilidad y precisión de los mecánicos en los pits de la Fórmula Uno, para que el emsamblaje quede perfecto”.

Al final, su premio fue un equipo de última tecnología, y su sueño: participar de nuevo el año entrante para mejorar su propio récord y donar a una escuela del sur de Bogotá, el computador que se gane.

gergel@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.