Secciones
Síguenos en:
Un mes de tomas en el Cauca

Un mes de tomas en el Cauca

(EDICIÓN BOGOTÁ) La pelea de indígenas y campesinos por tierras en el norte y centro del Cauca arrecia desde hace un mes y la solución no se ve.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Ayer, mientras la confusión reinaba en la hacienda Japio de Caloto, donde un comunero murió en medio de forcejeos con la Fuerza Pública, a una hora de allí, en Morales, campesinos y nativos se tomaron dos fincas más.

Y las negociaciones entre Gobierno y manifestantes seguían en un punto muerto. Los nativos de Caldono se mantienen en su decisión de reclamar tierras por la fuerza y aseguran que sólo les han entregado 300 hectáreas de 11.000 que dicen requerir De hecho, el último enfrentamiento en Caloto con la Policía por la posesión de 900 hectáreas de la histórica hacienda Japio terminó con la muerte de Belisario Huetoto, un comunero caldoneño de 34 años, padre de seis hijos, quien recibió un impacto de bala en la cabeza.

Las autoridades investigan de dónde vino la bala, pues la Policía asegura que en la zona no utiliza armas. Los indígenas, sin embargo, piden que asuma la responsabilidad, pues además un menor de 16 años resultó gravemente herido. Los nativos reclaman que sea el propio presidente Álvaro Uribe el que dialogue con ellos.

Las mesas de trabajo con delegados del Gobierno, que se dan desde el pasado 13 de septiembre, cuando se logró el desalojo de La Emperatriz (Caloto), cuando exigieron la entrega de 6.600 hectáreas que les prometió la administración Gaviria en 1991, luego de la masacre de 20 comuneros en la hacienda El Nilo, no han dado frutos. El caso es que a lo largo de un mes el Cauca ha vivido siete tomas en Silvia, Puracé, Piendamó, Caloto, Corinto y Morales y la tensión con hacendados y Gobierno crece.

SIN ACUERDO.

Jesús Piñacué Senador indígena “Nos acusan de violar la ley, pero desde el presidente Pastrana hemos intentado que el Plan de Desarrollo considere la angustia indígena. Hemos pedido a este gobierno que nos atienda, pero hemos sido derrotados”.

Sabas Pretelt Ministro del Interior y de Justicia “Llevamos más de 35 mesas de trabajo con los indígenas y convenimos honrar lo pactado en el Convenio del Nilo, pero resuelven que invadiendo fincas estas pueden ser entregadas. Queda el desalojo”.

AGRESIÓN A LA PRENSA En el municipio de Puracé, donde unos 300 indígenas del cabildo de Coconuco intentan nuevamente apropiarse de las 60 hectáreas de Chapio, la finca donde se crío el general Tomás Cipriano de Mosquera, la jornada fue difícil para los periodistas.

Gustavo Molina, del noticiero CM&, y Freddy Calvache, de Caracol, tuvieron que sortear la furia de los nativos que les lanzaron piedras con caucheras e intentaron quitarles los equipos de trabajo y destruir el material grabado.

Algunos manifestantes se cubrieron las caras con camisetas.

Los indígenas argumentaron descontento porque, según manifestaron, algunos medios de comunicación han dicho que las Farc están incitando la toma de predios en el Cauca, lo cual ellos niegan rotundamente.

Impidieron que los periodistas se acercaran a la propiedad.

También picaron con herramientas una de las vías de acceso a la finca para impedir la llegada de la Policía hasta el lugar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.