Secciones
Síguenos en:
El Meta, también sin gobernador

El Meta, también sin gobernador

(EDICIÓN BOGOTÁ) Como su capital, Villavicencio, el Meta se quedó sin mandatario.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Ayer, y después de 22 meses y 10 días de que asumiera como gobernador Edilberto Castro Rincón, el Consejo de Estado declaró nula su elección para el período 2004-2007.

Hace apenas 15 días, el pasado 26 de octubre, la Procuraduría General destituyó al alcalde de Villavicencio, Germán Chaparro, por el manejo irregular de varios contratos para el régimen subsidiado en salud.

En el caso del Gobernador, la elección fue anulada porque celebró un contrato con la Electrificados del Meta un año antes de ser el mandatario departamental.

La Ley de Contratación Estatal prohíbe hacer contratos con entidades públicas 12 meses antes de participar en una contienda electoral.

La sección quinta del máximo tribunal contencioso administrativo tomó la determinación por decisión mayoritaria después de discutir el caso por más de ocho semanas, según explicó el magistrado Filemón Jiménez Ochoa.

La sentencia será ahora comunicada a la Presidencia de la República, al Consejo Nacional Electoral y a la Registraduría Nacional para que actúen y nombren un encargado.

Tres demandas Castro Rincón, que siempre ha dicho que respetará las decisiones judiciales, sorprendió sin embargo en junio pasado, durante un encuentro ciudadano en San Carlos de Guaroa, donde se mostró totalmente confiado en que iba a gobernar “hasta el 31 de diciembre del 2007”.

En un mismo proceso se acumularon tres demandas que comprometían su elección.

Una tenía que ver con que el mandatario no podía aspirar al cargo porque había sido condenado por homicidio culposo el 28 de febrero del 2001, por un juzgado de Bogotá. Castro Rincón embistió con su vehículo el de un médico, que falleció Otra demanda se refería a posibles irregularidades en la inscripción ante la Delegación Departamental de la Registraduría como candidato a la Gobernación.

Y la tercera, la del contrato con la Electrificadora del Meta, que fue la que provocó la nulidad de su elección.

El contrato fue por 423 millones de pesos y tenía como objeto la lectura de contadores y la distribución de la facturación del servicio de energía.

Cepesp Ltda, la compañía que contrató con la empresa de energía, tenía entre sus accionistas a Inversiones Apache, de la que Castro Rincón era socio y a la cual habría renunciado el 5 de diciembre del 2003.

Lo cierto es que hoy, tanto la Gobernación del Meta como la Alcaldía de Villavicencio están acéfalas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.