Secciones
Síguenos en:
Bajaron las lluvias, pero las autoridades mantienen alerta

Bajaron las lluvias, pero las autoridades mantienen alerta

A pesar de que en los últimos días han disminuido las fuertes lluvias que provocaron los desbordamientos de los ríos Magdalena, Carare y Opón, los organismos de socorro del Magdalena Medio se mantienen en alerta ante los posibles daños que podrían generarse por nuevas inundaciones en poblaciones del sur del Cesar, Santander y sur de Bolívar.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

En el fin de semana pasado la situación más complicada se registró en la población de Gamarra (Cesar).

En esta población las aguas del río Magdalena se metieron a las calles del pequeño municipio y afectaron a 6 mil personas que integran 1.178 familias.

Las inundaciones causaron la suspensión de las clases en escuelas y colegios.

También generaron pérdidas calculadas en más de 7 mil millones de pesos.

Entre los daños más graves figuró la destrucción de al menos 500 metros de red férrea en el sector conocido como Puerto Acapulco. Vereda incomunicada En Puerto Wilches (Santander), donde el alcalde Zandalio Durán declaró la alerta roja luego que el Magdalena sobrepasó en 36 centímetros sus niveles límite, se calcularon en 2.100 las familias afectadas.

“El río se mantiene a 25 centímetros por debajo, pero tenemos un problema grave en la vereda La Italia. La fuerza del río averió la bancada y estamos incomunicados con la única carretera que nos comunica con San Pablo, sur de Bolívar”, explicó Durán.

En Barrancabermeja el río Magdalena bajó en los últimos cuatro días, según advirtió Jesús Jaimes, coordinador de la Defensa Civil. De estar en su cota máxima, 4 metros con 50 centímetros, ayer su nivel se mantenía en 80 centímetros por debajo.

Javier Herrera, director de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata) del puerto petrolero, advirtió que en mayo pasado el invierno generó pérdidas superiores a los 4 mil millones de pesos.

A pesar de ello, los recursos que fueron girados por la Gobernación de Santander para reparar la infraestructura averiada solo sumaron 35 millones de pesos.

De acuerdo con cálculos de la Defensa Civil en Barrancabermeja, en 12 de las 17 veredas inundadas se perdieron más de 610 hectáreas de terrenos.

En ellos se preparaban cosechas de plátano, yuca, maíz y cítricos.

En municipios como Puerto Parra, San Vicente de Chucurí y Betulia (Santander) se requieren más de 3 mil millones de pesos para reparar 345 kilómetros de vías secundarias y terciarias que se afectaron con derrumbes y deslizamientos de tierra.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.