Secciones
Síguenos en:
Recuerdos de un holocausto

Recuerdos de un holocausto

(EDICIÓN BOGOTÁ) La corta edad de Natalia González y sus compañeritos de cuarto grado no les alcanzaba para entender qué tenían que ver tres libros que, en vez de páginas, contenían cada uno una pistola y cuatro balas, con una tragedia en la que murieron 94 personas –incluidos 11 magistrados–.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

El trío de ejemplares voluminosos de la Constitución Política de Colombia está dentro de una urna transparente en el Museo de Antioquia y hace parte de la instalación Doble Constitución.

La obra del grupo Enfoque, conformado por Alejandro González y Andrés Felipe Restrepo, fue la ganadora del Tercer Concurso Memoria, con el que la Universidad de Antioquia recordó el holocausto del Palacio de Justicia. Las pastas son negras y llevan inscrita la sentencia famosa del general Francisco de Paula Santander que dominaba el frontis del Palacio: “Colombianos, las armas os dieron la independencia, las leyes os darán la libertad”.

Santander es para Natalia medianamente conocido por las clases de sociales, pero en sus 10 años jamás le habían contado la tragedia de ese 6 y 7 de noviembre, cuando 35 integrantes del M-19 se tomaron el edificio, con la posterior retoma a sangre y fuego del Ejército.

Los cañones de los cinco tanques que ingresaron al lugar retumbaban desde un televisor, mientras ella y los demás niños del colegio José Eusebio Caro, de un barrio alto de la ciudad, observaban las obras. Tras una explicación, no les parecía extraño que la contraportada de los libros luciera el Escudo nacional rodeado por armas.

“En Colombia la ley es el arma del que tiene el poder y bajo el poder de las armas es que se violan las leyes”, dice Restrepo, de 22 años. Él y su compañero de 23 devoraron cuanta publicación pudieron encontrar para idear el simbolismo de la obra, pues solo esporádicamente oyeron hablar de este episodio.

“Uno entiende que este es el premio Memorias, pero nos pusimos a pensar que no se trata tanto recordar las cosas sino de explicarse cuál es la raíz del problema, que aún sigue viva. Por eso si las cosas siguen como están, se puede repetir”, sentencia Andrés

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.