Secciones
Síguenos en:
Aumenta piratería de música

Aumenta piratería de música

Aunque las autoridades de Norte de Santander afirman que este año aumentaron las incautaciones de material fonográfico en un 156 por ciento en Cúcuta, la ‘piratería’ de CD pareciera no tener fin, a tal extremo que ha dejado en la quiebra a 11 discotiendas en los últimos dos años.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

La proliferación de material ilegal se ha convertido en el sustento para unas 1.500 familias cucuteñas y el de otras 250 que han llegado de distintas partes del país.

Esto ha llevado a que los operativos de las autoridades se hayan intensificado en el último año.

Según la Policía, en los primeros diez meses del 2005 han incautado 9’186.086 unidades de discos ilegales, muy superior a los 3’593.836 de CD decomisados en el mismo período del 2004. Además, hasta el 31 de octubre pasado habían sido detenidas 14 personas, mientras el año pasado apresaron a tres.

“Hemos tratado de localizar las fuentes de donde se genera el problema y conocimos que probablemente estén en los centros comerciales Alejandría, Atlantis y Sanandresitos, donde estarían instaladas máquinas para reproducir este material en serie”, advirtió el coronel José Humberto Henao, comandante de la Policía en el departamento.

En el mercado ilegal, cada CD se consigue por 3.000 pesos y los álbumes (tres discos) en 8.000. “Cada CD lo queman en menos de 10 minutos porque ya hay los medios para hacerlo, pero hemos tenido dificultades por los operativos de las autoridades, la competencia y la baja del bolívar”, confiesa Carlos Cediel, vendedor informal, que comercializa al día de 30 a 100 discos, con lo cual se gana entre 500 y 1.000 pesos por unidad.

Esto tiene en la quiebra a las discotiendas de Cúcuta, donde apenas funcionan tres de las 14 que había en el 2003. Allí, apenas se venden máximo 10 discos originales, que no es nada comparado con los 100 ó 200 que llevaba la gente a principios del 2000.

Luis Eduardo Díaz, propietario de Tijuana Discos, dijo que no hay cómo competir con la piratería y, menos, con el mercado venezolano, donde cada disco es mucho más barato, pues un CD original se consigue al cambio, en 24.000 pesos, mientras ellos lo venden a 40.000.

“Todos estamos que tiramos la toalla. Eso es tremendo, pues la piratería nos está acabando, aunque ese es un problema también nacional y mundial, pero nos ha afectado mucho”, confiesa Díaz, quien dijo que los mejores clientes de antes eran venezolanos.

Además subsisten Sonoláser y la Casa del Swing.

Frente a esta problemática, la Organización Sayco-Acinpro considera que esto es como un ‘cáncer’ muy difícil de acabar, pues aún no se ha creado un mecanismo para evitar que un disco sea copiado y la piratería aumenta cada vez más a pesar de los operativos de las autoridades.

“Casi todo Cúcuta utiliza música pirata. Lo supimos a mitad de año cuando hicimos un sondeo con 250 negocios para saber qué escuchaba la ciudad y nos encontramos con que solo uno utilizaba música original”, confesó María Carolina Delgado, delegada de esa organización en Norte de Santander.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.