Secciones
Síguenos en:
Tras la venta de Granahorrar, se prevéun sector más agresivo y nuevas fusiones

Tras la venta de Granahorrar, se prevéun sector más agresivo y nuevas fusiones

La venta de Granahorrar demostró que el mercado financiero sigue tan agresivo que en el horizonte sólo se ven nuevas fusiones, más compras y ventas y probablemente alianzas. (VER CUADROS)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

El interés que despertó en el sector bancario esta privatización, el monto que los participantes estuvieron dispuestos a pagar y la misma puja que sostuvieron el Bbva y Davivienda para quedarse con la institución hipotecaria confirmaron que los jugadores están lejos de haber terminado sus estrategias de expansión y que cada uno quiere ir por más cuota de mercado.

El propio presidente del Bbva, Luis Juango, ganador en la puja del lunes, pronosticó que el próximo año habrá más fusiones y no se refería exclusivamente a la que su banco deberá emprender con Granahorrar.

Esta misma percepción la tienen otros banqueros que compiten en el mercado, compuesto por no más de veinte jugadores, aunque cuatro pertenecen a un mismo grupo (Aval).

Lo cierto es que el camino que emprendió el Grupo Empresarial Antioqueño con la fusión de Conavi, Corfinsura y Bancolombia, de alguna manera, despertó al mercado y aunque algunos prefieren no reconocerlo, provocó que los demás jugadores tomaran igual rumbo.

Aunque ciertamente para los bancos ha sido clara la necesidad de coger músculo y fortalezas para enfrentar el reto del TLC y la globalización, el tamaño del nuevo Bancolombia aceleró muchas de las decisiones que tal vez, todas las instituciones tenían en mente.

Este mismo año, buscando sinergias y fortalezas, la Fundación Social fusionó sus dos entidades Caja Social y Colmena para tomar una mejor posición en el mercado bancario. Se ubicaron en el primer renglón del lote del medio de la banca por nivel de activos.

Al mismo tiempo, Gilinski procedió a fusionar sus dos recientes adquisiciones: Sudameris y Tequendama, conformando un banco de tamaño que, si bien lo deja en la parte baja del ranking, es una demostración de su audacia para regresar al sistema financiero colombiano.

Más recientemente, Davivienda finiquitó la operación de compra del Superior y dio inicio al camino de la fusión. Esta adquisición, uno de los negocios más grandes de los últimos años, del orden de los 460.000 millones de pesos, puso a Davivienda en el tercer lugar de la banca colombiana.

Pero fue por poco tiempo. El Bbva demostró que no quiere estar en la parte media de la tabla y desbancó del tercer lugar a Davivienda. Lo superó en activos y cartera de crédito y se puso en el liderato de la banca hipotecaria.

A partir de esta operación, nadie duda que en el mercado financiero se vive una carrera feroz por tomar mejor posición. Algunos pronostican que más temprano que tarde, tres o cuatro jugadores saldrán del mercado, pues podrían estar en la mira de los bancos que tienen definida una clara estrategia de crecimiento.

El interés que despertó Granahorrar se explica por la oportunidad de dar un salto y ganar cuota de mercado.

El presidente de Colpatria, Santiago Perdomo, dijo en reciente entrevista a PORTAFOLIO que este era “uno de los últimos bancos que quedan en el país para crecer inorgánicamente. No queda mucho más del mercado”.

Lo que todos se preguntan ahora, es qué sucederá tras este reacomodo que sufrió el sector con el salto del Bbva, ubicándose en el tercer lugar de la tabla. Algunos se atreven a decir que por esa posición habrá una disputa cabeza a cabeza.

El lunes, el presidente de Davivienda, Efraín Forero, ya lo advirtió: la entidad seguirá mirando opciones de nuevas inversiones. Y la forma tan agresiva en que participó en la puja demuestra que sus accionistas no están conformes con un cuarto lugar en la tabla.

.

-Ahora con los ojos puestos en varias entidades del sector.

No es muy difícil adivinar que tras el posicionamiento que ya alcanzan Bancolombia y el Grupo Aval primeros de lejos en el mercado por sus activos y cartera de crédito, y las dos posiciones siguientes que en este momento se disputan Bbva y Davivienda, el resto de jugadores está mirando que fichas mover.

Analistas coinciden en que el Citibank, sin duda, será un jugador para tener en cuenta.

De hecho, se especula si no sería el Citibank quien estuvo al lado de Davivienda en su puja por quedarse con Granahorrar, aunque la ‘Casita Roja’ tenía un crédito del BM para participar.

Sin embargo, para afirmar esto, no hay más indicios que la asociación que se hace entre la propiedad de Diners por parte del Citigroup y Davivienda que acaba de hacerse a esta franquicia a través de la compra que hizo del Superior.

Muchos aseguran que Citibank no es un banco para quedarse en el intermedio de la tabla en ningún país donde está y, así las cosas, un negocio con Davivienda les permitiría pegar el salto que buscan.

Cabe recordar que hace pocos meses, el presidente del Citibank para Colombia Franco Moccia, aseguró en PORTAFOLIO que no están contentos con la participación que hoy tienen en el mercado nacional.

"Citibank cambió la estrategia en Colombia hace un año y queremos ser mucho más grandes de lo que somos hoy", señaló en esa ocasión.

La nueva estrategia para el país se dirigirá a lograr metas tan concretas como ser uno de los cinco grupos dominantes del mercado financiero colombiano, dijo en su momento.

Y aunque el Citibank nunca ha expresado su interés de crecer por la vía de comprar entidades, quienes conocen el mercado afirman que no se podría dar el lujo de crecer sólo orgánicamente basado en su marca. "Eso le llevará muchos años, y mientras tanto su competencia le tomará mucha más distancia", afirmó un banquero del sector.

Mientras tanto, la gran incógnita está en la posición que asumirá el Banco Santander. No asistió a la puja por Granahorrar, cuando se consideraba uno de los bancos más seguros. El interés expresado por el propio banco de afianzar su presencia en Colombia hizo pensar a muchos que Granahorrar era la estrategia para crecer.

Algunos creen que aún tienen opciones en el Megabanco, un banco de 2,2 billones de pesos en activos y una cartera de 1,6 billones. Opciones de este tamaño también se observan en el Banco de Crédito con activos por 2,5 billones y una cartera de crédito de 1,8 billones.

¿Y dónde queda el Banco Colpatria? En el mercado están abiertas las apuestas por el rumbo que tomará. Ha quedado en la parte baja del grupo medio con activos por 3,7 billones y cartera por 2,5 billones.

Sin duda un interesante nivel para que, uniéndose con otro competidor, suba puestos en el ranking.

Aunque muchos insisten en que el tamaño no es lo fundamental y bancos pequeños han demostrado que pueden ser tan rentables como los grandes, todo pareciera indicar que el mercado está llamado a quedarse entre los grandes.

En este orden, bancos como el Unión ya despiertan el interés. Y en el entretanto, Gilinski ha logrado conformar un banco individual con la red de cajeros automáticos más grande, al quedarse con Servibanca, en casi su totalidad. Y no falta quienes advierten que Gilinski podría aprovechar estas movidas para vender y obtener una buena ganancia en su inversión.

Queda pues en el camino la opción de Bancafé. Si el Gobierno se decide a privatizarlo, después de ver el resultado exitoso de Granahorrar, ésta podría ser, corrigiendo muchos problemas que impidieron su venta anterior, una opción para quienes aspiran a ubicarse en los primeros lugares de la tabla. Bancafé tiene activos por casi 7 billones de pesos y su cartera de crédito se acerca a los tres billones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.