Secciones
Síguenos en:
FORO DEL LECTOR

FORO DEL LECTOR

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Ex presidente, por las ramas Señor Director: En las respuestas del ex presidente Gaviria en la entrevista aparecida el domingo, no hay un solo señalamiento claro, ninguna respuesta específica, no da el nombre de ninguna institución o persona que comprometan al presidente Uribe con el apoyo paramilitar. Se va por las ramas, por las nubes. El ex presidente debe ser claro y decir nombres, citar fechas y lugares, si los hay, o si no quedarse callado. De lo contrario, es sencillamente atacar por atacar.

Hugo Ruiz M.

Medellín .

Más sobre el ágape Señor Director: Estamos escandalizados con lo que sucedió con Piedad Córdoba, Serpa, otros candidatos y los magistrados. Una persona como Piedad, con una curul cuestionada, de la mano de magistrados aplaudiendo el “no” a una reelección que Colombia quiere, no pasaría sin rechazo total en cualquier lugar del mundo. Inaudito que esos magistrados sean tan politiqueros. Por eso, el 93 por ciento de los colombianos no creemos en la justicia. Menos mal que que Córdova Triviño reconoció que esto no debía ser.

Alirio Moreno Martínez.

La solución es legalizar Señor Director: El daño que causan al país las drogas ilícitas, como lo muestra el editorial ‘Una estrategia fracasada’ (30-10-05), es inmenso. La posibilidad de legalizar no parece haber tenido un análisis profundo. Una alternativa que no ha sido considerada es la “medicalización” del problema. Es probable que, dados los avances neurocientíficos, sea posible elaborar medicamentos que actúen sobre los receptores del cerebro donde hacen su acción los psicoactivos y que bloqueen su efecto. Es igualmente posible que se pueda inducir la producción de neurorreceptores que por la administración de un medicamento causen reacciones indeseables al drogadicto y lo convenzan de que el consumo no le aporta felicidad. Esta propuesta se ha planteado en Holanda. Aquí debemos darle un análisis adecuado.

Jaime Quevedo Caicedo.

El cascarón de una joya Señor Director: El famoso reloj de cuatro caras, único en la ciudad y en el país, que pende de una esquina del edificio Pedro A. López, en la carrera octava con la calle 14, sede del Banco Cafetero, y que por muchos años fue enseña emblemática del Banco de la República (que ocupó dicha sede desde su fundación en 1923), está hoy en completo abandono. Es un cascarón que ofrece un deprimente aspecto.

Valdría la pena que ante semejante desgreño por una joya que fuera de la ciudad, sus actuales propietarios lo retiraran del desolado sitio al que la han condenado.

Guillermo Rozo Riveros Bogotá .

HJCK: la culpa es del vendedor Señor Director: EL TIEMPO tiene toda la razón en recoger las expresiones de protesta por la desaparición de nuestra HJCK. Pero el destinatario de las quejas es equivocado, pues no deben dirigirse a Caracol Radio, que ha alquilado la frecuencia, sino a don Álvaro Castaño Castillo y familia, que fueron quienes decidieron salir de la HJCK, no por cariño con los españoles de Prisa, sino por una jugosísima suma de dinero.

Tan jugosa, que les daría para alquilar la emisora del Minuto de Dios, mantener la marca HJCK y seguir con la magnífica programación cultural, si tanto la defienden. Hacer cultura con la chequera de otro es lo más fácil y echarle la culpa del final de la HJCK al comprador y no al vendedor, es doblemente fácil.

Rodolfo Quiñones Zapata Bogotá * * * * Señor Director: Estoy de acuerdo con el director de El Malpensante, en su artículo ‘La inmensa minoría rebelde’ (30-10-05) y me da mucha tristeza que desaparezca la HJCK. Escucharla por Internet no es consuelo. Ojalá que con creatividad y buen sentido se logre salvar una de las mejores cosas que tiene nuestra querida ciudad.

Gustavo Ávila.

Las lecciones de Cartagena Señor Director: Una ciudad con un gobernante elegido por menos del 10 por ciento del potencial electoral debería ser declarada ingobernable, y comprometer a la ciudadanía en la elección.

Eso muestra lo lejos que está de ser una democracia participativa. Es vergonzoso que Cartagena no se haya preocupado por elegir su alcalde, pero también que el Gobierno no se preocupe por ajustar la reglamentación electoral para no permitir la elección de un candidato en estas condiciones.

Mauricio Ardila * * * * Señor Director: Leí que la abstención es la bofetada a los políticos. ¿Quién ganó ante tanta rebeldía? Curi. Así de simple. ¿O acaso van a venir el Gobierno central, la OEA o la ONU a anular la votación de 55.000 personas? Esto es un problema de educación.

Fernando Aristizábal * * * * Señor Director: Es triste ver lo ocurrido en Cartagena. Se diría que es democracia, pero vale la pena preguntarse por su integridad en un país donde la pobreza hace que las personas vendan su voto por un ventilador.

La Corte nos cambió la Constitución para aprobar la reelección dizque para parecernos más a Francia o España. ¿Acaso allá las personas cambiarían su voto por un tamal o una lechona? ¿Acaso allá el Presidente aumenta sueldos de alcaldes y gobernadores para asegurarse el apoyo de los caciques políticos? Néstor Mendoza

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.