SE NOS CRECIÓ EL BARRIO CHICÓ

SE NOS CRECIÓ EL BARRIO CHICÓ

Si alguien que visitó a Bogotá en los años 50 volviera hoy, seguramente se preguntaría si se encuentra en la misma ciudad. Y si recorriera la zona del Chicó, comprendida entre las calles 72 y 100 y la Autopista Norte y la carrera Séptima, se sorprendería aún más al ver la notable transformación del sector. Los lotes arborizados y los grandes jardines que rodeaban las casas y quintas, generalmente de un solo nivel, desaparecieron. El sector cedió al acoso del progreso y del comercio, que se levantan sobre las ruinas de lo que hasta hace poco eran bellos y apacibles barrios residenciales al norte de la capital.

24 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Historia Desde el siglo pasado, la zona era ocupada por extensas haciendas, donde se cultivaba trigo y se encontraban enormes casas campestres. Con el tiempo, se formo un incipiente caserío en los extramuros de la ciudad, habitado por las familias más pudientes de la época: Grau, Valencia, Mejía, Silva y Diago.

La hacienda El Chicó tiene su propia historia. Durante varios años perteneció a la familia Saiz. Luego fue dividida en Chicó Grande, que siguió en poder de ellos, y en Chicó Chico, que pasó a manos de los Manrique.

En las postrimerías del siglo XIX las dos haciendas fueron adquiridas por Don José María Pepe Sierra. Al morir, las propiedades quedaron para sus dos hijas: Chicó Chico para Doña Clara, y Chicó Grande para Doña Mercedes, que regaló gran parte del terreno al seminario Mayor de Bogotá.

En 1920 fue inaugurada la Avenida Chile y poco a poco algunas familias adineradas se pasaron a vivir a esta zona. Allí se disfrutaba, además del ambiente bucólico, el Parque Gaitán con su gran lago.

De todo esto poco o nada queda hoy. A partir de los años 50 la ciudad se comienza a extender hacia el norte, acompañada de usos indiscriminados. Tiendas, panaderías, salones de té, misceláneas, restaurantes, boutiques, bancos, hoteles, clínicas, embajadas, colegios, universidades, discotecas y bares comenzaron a confundirse con el sector residencial.

Las grandes casonas fueron demolidas y remplazadas por torres de oficinas y centros comerciales. Hoy, la zona 4 se distingue por las edificaciones modernas y por la poca uniformidad en sus diseños.

La zona del Chicó está conformada, entre otros barrios, por Rosales, El Nogal, La Cabrera, El Retiro, El Lago, Antiguo Country y El Chicó.

Su ubicación estratégica la ha convertido en uno de los sectores comerciales y financieros más concurridos de Bogotá, en medio de importantes vías como las carreras Séptima, Once y Quince; la Avenida Diecinueve, la Autopista Norte y las calles 72, 82, 85 y 100.

En los últimos años también se ubicó allí el área de esparcimiento más grande de la ciudad, conocida como la Zona Rosa.

Pero todavía se pueden encontrar retazos con fragancia en los parques San Antonio, Juárez, El Lago, El Chicó, de las Flores y de la Cabrera, que le permiten al transeúnte alejarse un poco del bullicio del desarrollo.

Lo bueno, lo malo y lo feo Entre las ventajas que tiene la zona del Chicó están: La buena provisión de servicios públicos, La concentración de diversas actividades, que le ofrecen al residente todo lo necesario, Buen servicio de transporte, Cercanía a centros comerciales, supermercados, clínicas, bancos y centros educativos. Desventajas Excesiva proliferación de negocios en el sector, Deterior de la tradicional arquitectura del lugar, Recorte de las zonas verdes por el auge de la construcción, Congestión vial, Proliferación de centros de diversión, como discotecas, bares y tabernas, que han traído drogadicción y delincuencia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.