A COSADO POR LAS DRÁSTICAS RESTRICCIONES

A COSADO POR LAS DRÁSTICAS RESTRICCIONES

A cosado por las drásticas restricciones comerciales de la Unión Soviética y bajo la presión de las carencias domésticas, el gobierno de Cuba ha puesto en marcha un plan de extrema austeridad que en pocos meses creará en la isla un paisaje económico de principios de siglo. Algunas pinceladas de la retrospectiva ya están a la vista:

07 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

-- Las yuntas han comenzado a remplazar la maquinaria agrícola en la provincia oriental de Granma y en muchas vaquerías el ordeño ya no se hace a la luz del quinqué sino de fogatas alimentadas con bosta del ganado.

Para ahorrar combustible en el transporte público, el gobierno ha autorizado la importación de 200 mil bicicletas y contempla la posibilidad de adquirir otras 500 mil.

Varias publicaciones dejaron de circular la semana pasada, y el diario Granma, de mayor circulación en la isla, sufrió recortes sustanciales en el número de páginas.

Los comités de vigilancia de la revolución promueven en los barrios la huerta casera, y se espera que los fogones de gas licuado o eléctricos sean desplazados por las hornillas de carbón.

Miles de empleados serán despedidos de sus cargos en fábricas y oficinas públicas con la promesa de que recibirán un auxilio de desempleo del gobierno.

El ya reducido acceso a los electrodomésticos se convirtió hace unos días en una veda oficial. No hay radios, televisores, planchas, cintas de grabación, aparatos de aire acondicionado, licuadoras ni cafeteras para la venta.

Un grupo de investigadores busca la forma de obtener del cuero de las vacas una gelatina alimenticia para distribuir a la población.

Veintiocho productos alimenticios que anteriormente se conseguían por la libre ingresaron a la lista de racionamiento en estos días. La adquisición de ropa está restringida.

Y el paisaje no termina ahí. Indice de supervivencia Hay que estar preparados para trabajar con menos y menos y menos, y casi con cero , advirtió el gobernante Fidel Castro recientemente, porque nadie sabe en este momento cuáles serán las bases de nuestro comercio con la URSS y resulta imposible prever cuánta materia prima y combustible tendremos en 1991 y en qué condiciones .

Las medidas de austeridad han sido anunciadas gradualmente por el gobierno a través de la radio y la prensa oficial sobreviviente, en un léxico evasivo en el que la palabra escasez es remplazada por desabastecimiento ; al despedido se le llama obrero interrupto , y a la negligencia administrativa, una zancadilla objetiva .

El último periodista que habló de escasez fue expulsado del país a principios de este año por su conducta profesional incompatible con las más elementales normas de decencia que debe observar un corresponsal extranjero , según el diario Granma.

Michal Cermark, corresponsal del diario Praga en La Habana, había informado que en la isla no se conseguía carne, pollo, harina ni leche. La disponibilidad de pescado en las tiendas --dijo-- es casi inexistente, y en los últimos meses no se ha visto cebollas ni siquiera en las tiendas exclusivas para diplomáticos .

En medio de los planes de contingencia, el gobierno cubano ha salido a blandir el único índice positivo de su economía que fue el crecimiento del producto social-global en un uno por ciento el año pasado en relación con 1988.

Pero al juzgar por las proyecciones, al final del año el único índice de interés para el país será el de supervivencia. Como resultado del represamiento gradual de un torrentoso caudal de ayuda soviética, Cuba afronta la crisis más grave desde el bloqueo económico de Estados Unidos a la isla en 1962.

En los términos de un decreto de julio, expedido por el Consejo de Ministros de la Unión Soviética, la crisis iniciará su viacrucis a partir del primero de enero de 1991 cuando las transacciones con Cuba y los países del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) comiencen a realizarse a los precios mundiales y en divisas libremente convertibles.

La URSS paga por el azúcar cubano tres veces más que el precio internacional y a su vez envía a la isla petróleo (12 millones de toneladas al año) a precios subsidiados. El setenta por ciento de las exportaciones de Cuba va a la Unión Soviética.

Los términos del decreto soviético se han realizado. Según un alto funcionario cubano del CAME que desertó en junio, el comercio de Cuba con los países del bloque oriental se ha reducido entre un 15 y 20 por ciento. Coeficientes de resistencia Ramón González Vergara, quien se desempeñaba como subsecretario de esa organización, considera: Es imposible reconciliar el punto de vista de la administración económica cubana con el nuevo y moderno bloque soviético . González pronosticó que el Producto Nacional Bruto caerá indefinidamente a menos que los precios del mercado mundial del azúcar experimenten una milagrosa subida .

El ritmo de la crisis cubana podría acelerarse aún más si la Unión Soviética aprueba un plan del Presidente de la República de Rusia, Boris Yeltsin, que contempla la suspensión en 500 días de un 75 por ciento de la ayuda a otros países.

Entretanto, Cuba estrecha sus relaciones comerciales con China y Canada; trata de atar en silencio los lazos que se rompieron con España a raíz de la crisis de las embajadas, y en Latinoamérica ha tocado las puertas de Brasil y Argentina, importantes proveedores de alimentos. El gobierno ha implantado además un agresivo plan de exportación de vacunas y productos biogenéticos.

La cifra que no se ha calculado todavía es el coeficiente de resistencia del pueblo cubano a las asfixiantes medidas de su gobierno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.