EN VENTA LA CFT

EN VENTA LA CFT

El Gobierno venderá al sector privado la totalidad de su participación en la Corporación Financiera del Transporte (CFT) durante el presente año. 250 millones de acciones que tienen un valor aproximado de 3.900 millones de pesos. El 99 por ciento del capital de la corporación es del Estado y el resto es propiedad de empresas privadas como Velotax, Sidauto y Taxi Estrella, entre otras.

30 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Además, la entidad financiera ofrecerá al sector privado su parte en la empresa de arrendamiento de maquinaria Transleasing y en los diferentes terminales de transporte intermunicipal por 1.600 millones de pesos.

La Corporación Financiera del Transporte (CFT) será totalmete privatizada este año. Las acciones que posee el Estado en la entidad se ofrecerán a transportadores privados.

El 99 por ciento del capital de la Corporación es público. 251 535.546 acciones que tienen un costo de 3.898 millones de pesos.

El uno por ciento restante pertence a empresas privadas como Velotax, Sidauto y Taxi Estrella, entre otras.

La entidad aspira a vender la totalidad de las acciones durante los próximos seis meses a un costo de 15,50 pesos cada una. Según el gerente encargado Nelson Caicedo Rodríguez, gremios de transportadores como Colfecar, Conaltur y algunas cooperativas han manifestado interés por entrar en el negocio.

Igualmente, se realizará la venta del 32 por ciento que posee la CFT en la empresa de arrendamiento de equipo de transporte Transleasing. El valor de las 80.550 acciones asciende a cien millones de pesos.

Además, venderá su participación en 28 terminales de transporte por un valor de 1.500 millones de pesos. La medida responde a la necesidad de eliminar inversiones poco rentables. De acuerdo con Caicedo, los alcaldes de Armenia, Girardot y Sogamoso han demostrado interés por adquirir las acciones de la CFT en los terminales de sus ciudades.

Igualmente, anunció la creación de una nueva sociedad de economía mixta dedicada al trunking que es un sistema de comunicaciones (radioteléfono) instalado en los vehículos con el fin de poder controlar horarios, tiempo de recorrido y ubicación en cualquier punto del trayecto.

El sistema implica el montaje de repetidores de radio a lo largo de la red vial del país. Se asociarían usuarios individuales y empresas de transporte.

La ventaja consiste en que los transportadores tendrán la oportunidad de concocer información constante sobre la ubicuación, situación, problemas mecánicos y estado de la carga para una mayor seguridad y eficiencia en el servicio que prestan.

El costo de la inversión es de 45 millones de dólares (unos 26.000 millones de pesos de hoy) que se obtendrán con financiación de los mismos proveedores de los equipos de comunicaciones.

Los recursos que se obtengan con la venta de la Corporación se destinarán a programas de reposición con líneas de crédito que posiblemente manejará el Instituto de Fomento Industrial (IFI).

El gerente recordó que los créditos internacionales para reposición cubren el 80 por ciento de los costos. El otro 20 corresponde a las contrapartidas del Gobierno y, en este caso, se utilizarían los recursos de la venta de la CFT.

La corporación continúa el plan de saneamiento de sus finanzas y operación administrativa. El año pasado se eliminaron 47 cargos y en 1991 se suspenderán otros cien hasta quedar con una planta de 215 empleos.

La entidad cerró su balance del año pasado con pérdidas cercanas a los 800 millones de pesos ocasionadas, en gran parte, por el desfalco que hicieron cinco acreedores por 500 millones de pesos.

En consecuencia, la entidad perdió credibilidad y en 1990 registró una disminución del 25 por ciento en sus operaciones financieras: dejó de captar dos mil millones de pesos.

Adicionalmente, la corporación está agilizando la venta de 700 taxis marca volga que aún quedan en las bodegas y representan altos costos administrativos y financieros. Los taxis se ofrecen a 5 300.000 pesos con el 20 por ciento de cuota inicial. $20.000 millones para reposición El Gobierno estableció que todos los empresarios de transporte público colectivo municipal tendrán que destinar el 9.63 por ciento de la tarifa que cobran al público para fondos de reposición.

De acuerdo con el nuevo Estatuto de Transporte Municipal todas las empresas de transporte tendrán que crear fondos con el fin de recoger recursos para renovar el parque automotor.

El 31 de diciembre de 1992 se vence el plazo para que las empresas y agremiaciones de transporte público presenten, ante el Instituto de Tránsito y Transporte (Intra), los programas de reposición.

El gerente de la Corporación Financiera del Transporte Nelson Caicedo Rodríguez estima que en 1991 los fondos recaudarán veinte mil millones de pesos.

El programa de reposición pretende renovar antes de 1993 tres mil vehículos anteriores a 1970 que todavía circulan en Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.