PRECENSO PARA EL CENSO

PRECENSO PARA EL CENSO

Si bien el censo de este año se realizará en octubre no se extrañe si un día de estos llega a su vivienda un joven a preguntarle quién responde por el hogar y cuántas familias viven ahí. Se trata de los empadronadores que están haciendo el precenso del XVI Censo Nacional de Población y V de Vivienda, que se realizará en tres meses y medio en Colombia.

22 de julio 1993 , 12:00 a.m.

La idea del precenso es tener una base de datos lo más confiable posible sobre la cantidad de manzanas, edificaciones, viviendas y hogares que hay en el país, para planear en forma más precisa el censo de octubre.

Con base en la información del precenso serán asignados los recursos para cada zona que se va a censar, el personal, los materiales y el transporte.

Se definirán las áreas que va a cubrir cada empadronador, estos últimos, cerca de 530.000 estudiantes de secundaria, que serán sometidos a un proceso previo de capacitación.

El precenso se está desarrollando en 61 de los centros urbanos más grandes del país. Las zonas rurales no están incluidas en este proceso.

Ya terminó en Soacha y se realiza en este momento en Bogotá. De hecho, antes de octubre tendrá que estar codificada toda la información del precenso.

Trabajan en la recolección de datos diecisiete firmas especializadas, contratadas para ese propósito.

Por Bogotá están: F.A.L. Ltda., que realiza el precenso de Medellín y Bello; Cega, lo hace en Apartadó, Turbo, Montería, Quibdó, Aguachica y Magangué; Cooprocol, en Itagí, Envigado y Caldas; Colasesores, en Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal, e Instituto Ser-Cid Universidad Nacional, en Ibagué, Neiva, Fusagasugá, Girardot y Espinal.

También están las firmas bogotanas SEISA, que realiza el precenso de la capital de la República e hizo el de Soacha; el Centro Nacional de Consultoría, en Pasto, Popayán, Ipiales y Tumaco; Estadística S.A., en Ciénaga, Malambo y Riohacha; UTL Ltda., en Florencia, Tunja, Sogamoso y Duitama; Pidur, en Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Soledad y Maicao; Coesas Ltda., en Valledupar, Sincelejo, Zipaquirá y Facatativá, y Gerencial Ltda., en Cali y Jumbo.

Por Cúcuta está la firma Planes y Estrategias, que hace el precenso en Cúcuta, los Patios y Villa del Rosario.

Por Manizales están las empresas Crece, que recoge la información en Manizales, Armenia y Calarcá, y Diego Luis Orozco González, que lo hace en la Dorada y Cartago.

Por Bucaramanga, Sistemas y Computadores Ltda. hace el precenso de Bucaramanga, Piedecuesta, Ocaña, Floridablanca, Barrancabermeja y Girón.

De Cali está CNID Ltda., la que recopila los datos de Buenaventura, Tuluá, Palmira y Buga.

TOCANDO A LA PUERTA Como hecho curioso, las personas que trabajan en el precenso en Bogotá han encontrado que la gente de los estratos populares es mucho más amable, más querida, para dar datos, que la de los sectores pudientes.

A pesar de que la recepción de este conteo ha sido en general buena y que se inició hace solo dos semanas, ya se empieza a definir un perfil de encuestado.

Los integrantes de la clase media alta y alta son desconfiados y parcos en la información; en tanto que a los de las clases menos favorecidas les gusta que les pregunten, que se les tenga en cuenta y dan los datos sin problemas.

De hecho, la colaboración de los encuestados es muy importante para el éxito no solo del precenso sino del censo propiamente dicho.

Este último se hará en un solo día de octubre, para lo cual se inmovilizará la población. La fecha precisa la determinará el Congreso de la República próximamente, y lo que se haga, bien o mal, quedará para siempre porque no hay cómo corregirlo.

El precenso en Bogotá se inició de norte a sur; va desde la calle 200 hasta Usme en una especie de barrido, de modo que no quedará sitio sin registrar. Se recogerá información de 40.000 manzanas.

Los datos los recopilan los jóvenes durante la semana, en horas laborables, y los sábados y domingos en conjuntos cerrados, con los que previamente se convino que fuera durante estos dos días. Cuando no encuentran en una vivienda quién les dé los datos, deben preguntar a los vecinos o a la administración, si existe. Pero no vuelven.

La gente encargada no necesita entrar a la vivienda. Porta la credencial del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), que dice: Me faltas tú; colabora para que tú cuentes . También se puede identificar con el carné de esta entidad y de la firma privada para la que trabaja. Si hay alguna duda se puede llamar al teléfono que aparece en los certificados que los encuestadores presentan.

Por otra parte, concluyó el precenso en el municipio anexo de Soacha, que cubrió 2.778 manzanas y 49.683 viviendas. Aún no están listos los datos del número de hogares.

Trabajaron en este conteo 53 empadronadores, 14 supervisores y 3 jefes de zona.

CARTOGRAFIA DE HOY El precenso de nada iba a servir si se realizaba sobre una cartografía vieja. Por esta razón, fue necesario actualizarla, para que los datos recogidos fueran confiables para el censo de octubre.

En este proceso trabaja el Sistema Automatizado de Información Geoestadística (SAIG) del DANE. Ya fueron elaborados los mapas de 61 ciudades donde se realiza el precenso.

Unos fueron hechos siguiendo el procedimiento de la toma de aerofotografías y continuando con la restitución, es decir, con la conversión de las imágenes fotográficas en mapas, o a través de operativos de campo con brújula y cinta.

El propósito de la actualización cartográfica es saber cuántas nuevas manzanas existen en cada municipio colombiano y dónde están localizadas, así como situar en los mapas las nuevas vías carreteables que cruzan el área rural.

Para la ejecución de esta labor, se tomó como base la cartografía desarrollada por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi. La metodología utilizada en la actualización no produce una cartografía de precisión dado que esta no es necesaria para los propósitos del censo.

Para esta etapa preparatoria, el presupuesto destinado es de cinco mil millones de pesos. Hasta la fecha, han sido ejecutados cerca de dos mil millones de pesos.

Para la actualización cartográfica se han empleado tecnologías de punta (base de datos, satélites y adaptación de sistemas de monitoreo como el denominado Geographical Position System (GPS) y trabajo de campo). La nueva cartografía se realiza urbana y ruralmente en la mayoría de los departamentos y municipios del país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.