SIN TAREAS NI EXÁMENES

SIN TAREAS NI EXÁMENES

Es un colegio sin textos, sin tableros, sin exámenes, sin tareas, sin horarios ni cursos. Su sistema de enseñanza es totalmente diferente del tradicional. Sinembargo, sus alumnos obtienen puntajes similares a los estudiantes de colegios tradicionales en las pruebas del Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior (ICFES). Con una ventaja adicional, dice su directora, Margot de Pellegrino: Estos alumnos desarrollan mayor capacidad de autodisciplina, curiosidad investigativa y sensibilidad por las manifestaciones artísticas y humanas.

30 de enero 1991 , 12:00 a.m.

El sistema pedagógico implantado en el colegio de la Fundación para la Actualización de la Educación (Face), en Bogotá, está basado en la educación en el amor .

Según Pellegrino, dentro de este principio, si la gente aprende a amar aprende a convivir, a ser competentes, no a competir, a saber compartir en comunidad .

La Fundación nació hace doce años como respuesta a la educación tradicional, donde el sistema de formación ( deformación ) está basado en la amenaza, los chantajes y los castigos.

Esta forma de aprender a hacer las cosas por obligación se proyecta luego en todas las actividades sociales, con otra consecuencia negativa: los individuos generan mecanismos de defensa como la mentira, el engaño, la trampa, la irresponsabilidad.

Esta proyección se refleja en el trabajo y en las demás relaciones sociales: si el jefe no está, no se trabaja; si no hay que marcar tarjeta, no se llega temprano; si el agente de tránsito no está a la vista, nos pasamos el semáforo en rojo...

Conductas que el adulto racionaliza y justifica para sobrevivir en el medio social. Así se han hecho aceptables las llamadas mentiras piadosas, porque se considera que ocultando la verdad se procede mejor. Hemos aprendido a vivir sin cuestionar la hipocresía. Face busca, por el contrario, que las actividades pedagógicas se hagan por placer, no por obligación. Concibe el proceso educativo dentro de relaciones de igualdad, respeto, sinceridad y honestidad.

En los programas de Face se integran el desarrollo afectivo y cognoscitivo, enfatizando en el primero, tradicionalmente ignorado o visto separado de la adquisición del conocimiento.

Para el Instituto, un niño feliz rinde más. Con paz espiritual es más productivo. En cambio, con problemas emocionales, con frustraciones, con temores, con presiones no se puede desarrollar. La idea es formar un ser humano feliz, que encuentre placer en el estudio y en el trabajo, dice Pellegrino. Y cómo lo hace? Para aplicar esta filosofía de eduación en el amor , deben corregirse todos los métodos pedagógicos tradicionales.

En el colegio Face no tienen grupos de cuarenta y más alumnos y no los consideran iguales, donde todos hacen los mismos trabajos y corean las mismas lecciones. En cambio, se forman grupos de 15 estudiantes, de acuerdo con sus intereses y edades comunes.

El Instituto parte de la base de que cada alumno es único e irrepetible. Cada uno adelanta sus estudios de acuerdo con su ritmo personal de aprendizaje.

Los horarios también son flexibles: si un alumno requiere más tiempo en una materia, se le deja continuar con su labor.

En este sistema, el profesor es más un asesor, un consultor que está al mismo nivel que el alumno. No es el que sabe y enseña a alguien que no sabe y aprende .

El programa de estudios también es diferente: hay integración entre las áreas; no como islas del conocimiento en el sistema tradicional. Por ejemplo, se intregra la enseñanza de las ciencias sociales con las ciencias naturales.

Las matemáticas no son operativas ni mecánicas, sino lógicas y analíticas. Además, se le da mucha importantacia a la expresión artística de los alumnos.

Desde muy pequeños se les da gran libertad de expresión plástica y sicomotora y se les estimulan sus aptitudes artísticas. Pues en libertad, los niños se hacen más sensibles, disfrutan más, tienen más canales de expresión, más posibilidades de defenderse en la vida y hacer bella la existencia, dice Pellegrino.

Dado que lo importante para Face es desarollar aptitudes, destrezas y valores en los niños, no se evalúa la acumulación de conocimientos ni la capacidad de vencer el miedo ante los exámenes. Se evalúa el proceso de desarrollo del alumno, para saber qué tanto y cómo trabajó.

En este proceso, la evaluación se hace entre todos los implicados en el proceso formativo: alumnos, padres y profesores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.