CASTIGO COMER LOMBRICES:

CASTIGO COMER LOMBRICES:

Farmington, EE.UU. (AFP) Cuídese de hacer apuestas porque las penitencias pueden ser comer un plato de lombrices. Eso fue lo que le sucedió a Carol Stevenson, maestra de la escuela elemental de Ladera del Norte (Nuevo México), quien le dijo a sus 23 alumnos que apostaba cualquier cosa a que no lograrían leer 7.000 páginas en un mes.

18 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Si ella perdía se comprometía a hacer algo insólito, lo que los menores quisieran. Con asco, pero con valentía, Carol comió siete lombrices. Los niños, para ayudarle a pasar el mal sabor, le suministraron salsa de tomate, mostaza y jarabe de chocolate.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.