COMERCIO SALVAJE

COMERCIO SALVAJE

Gran parte de la fauna de nuestras selvas y lugares a donde el poder devastador del hombre empieza a hacer sus incursiones, ha sido cruelmente utilizada para fines lucrativos desde hace tiempos, por cazadores desalmados e insensibles. Ya hay muchas especies prácticamente extinguidas. Hoy las grandes sumas de dinero que representa la búsqueda de especies exóticas, que sirven simplemente como excentricidad en Europa, Asia y los Estados Unidos, incentiva a los depredadores para que arrasen con animales de especies que se encuentran en vía de extinción inminente.

18 de julio 1993 , 12:00 a.m.

La tarea de los ecologistas, guardabosques o guardias de las Instituciones encargadas de proteger nuestros recursos y nuestra fauna, es de gran envergadura y de suma urgencia, por cuanto deben estar alerta para prevenir el acelerado proceso destructivo que se adelanta. No obstante, la ciudadanía también puede colaborar denunciando a los contrabandistas de aves, micos, felinos o cualquier otra especie nativa. No es justo, y no se puede seguir permitiendo el negocio de los empeñados en extinguir cualquier vestigio de belleza natural, en una modalidad a la que se le puede aplicar el término de salvajismo inhumano, sin conciencia ni razón alguna.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.