UN PEQUEÑO CAN

UN PEQUEÑO CAN

16 de julio 1993 , 12:00 a.m.

No es un ternero; tampoco, una potra. Es lo que parece: un perro, gigante pero perro. El adorable can pesa 160 kilos y mide dos metros y veinte centímetros de largo. Para alimentarse, el pobre se traga cinco kilos de carne, más algunos pedacitos de pollo, para variar. La pregunta obligada: muerde? Su dueño al lado no contesta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.