FARC PODRÍA TENER MISILES TIERRA-AIRE, SEGÚN PRENSA DE E.U.

FARC PODRÍA TENER MISILES TIERRA-AIRE, SEGÚN PRENSA DE E.U.

Una operación encubierta en Nicaragua a comienzos de este mes encendió las alarmas entre autoridades estadounidenses y colombianas sobre la posibilidad de que grupos terroristas , como las Farc hayan podido adquirir ya misiles tierra aire SA-7, capaces de derribar hasta un avión comercial.

28 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Una operación encubierta en Nicaragua a comienzos de este mes encendió las alarmas entre autoridades estadounidenses y colombianas sobre la posibilidad de que "grupos terroristas", como las Farc hayan podido adquirir ya misiles tierra aire SA-7, capaces de derribar hasta un avión comercial.

Lo anterior se desprende de un artículo publicado por el Washington Times en su edición ayer.

Según el diario, policías nicaragenses y autoridades de E.U., decomisaron uno de estos misiles a una banda de traficantes en Managua que intentaba venderlo en el mercado negro.

Los detenidos, con posterioridad, dijeron creer que vendían el misil a las Farc, que no era el único que poseían o podían conseguir y que, incluso, estaban dispuestos a negociarlos con terroristas islámicos.

Para las autoridades de E.U. el resultado de la operación confirma que, efectivamente, hay misiles de estas características que no han sido documentados y que están siendo ofrecidos en el mercado ilegal. La preocupación, dicen los funcionarios de E.U., es no saber cuántos de ellos han sido vendidos ya y a quienes.

Los SA-7 son poderosos misiles que aparecieron en la región durante la guerra en Nicaragua cuando la ex Unión Soviética entregó miles ellos a los "sandinistas" (izquierda) para enfrentar a los Contras que patrocinaba E.U. Finalizada la guerra, Sandinistas y Contras entregaron parte de su material bélico, entre ellos los SA-7.

Una misión de la OEA que se encargó del proceso de desarme, monitoreó la destrucción de cientos de los misiles. Quedaron alrededor de mil, que fueron inventariados por la OEA, y que aún están en mora de ser destruidos. Pero de acuerdo con fuentes de inteligencia de E.U., todo indica que, por los menos 80, nunca se entregaron y por lo tanto no figuran en el inventario.

Preocupación en E.U.

De hecho, el número de serie del misil decomisado no corresponde con el de los que contabilizó la OEA.

Según el Times, E.U. está convencido de que son miembros del Ejército de Nicaragua los que han preservado los misiles para lucrarse de los miles de dólares que se ofrecen por ellos en el mercado negro. "Siempre hemos sospechado que tenían un "stock" secreto que no estaba en el inventario. Nos aseguraron (el Ejército) que no, pero ahora esa confianza está en riesgo", dice un funcionario de la administración Bush.

Según Rogelio Pardo-Maurer, subsecretario del Departamento de Defensa para el Hemisferio Occidental, "si esto llega a ser cierto no solo elevaría preguntas no solo sobre el profesionalismo y la integridad de las Fuerzas Armadas sino sobre su sanidad mental. Jugar con misiles SA-7 es una de las cosas más peligrosas que existen y encabeza la lista de nuestras preocupaciones".

Un misil de estas características puede alcanzar una altitud de hasta 15.000 pies, lo que pondría en peligro a cualquier aeronave en su proceso de aterrizaje o despegue.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.