LA POLÍTICA EN EL 2005

LA POLÍTICA EN EL 2005

El fenómeno paramilitar, entendido como la alianza estado y grupos de autodefensa, tiende a desaparecer como consecuencia de que las fuerzas armadas legítimas del establecimiento tienen presencia en todo el territorio nacional con el apoyo y financiación de los Estados Unidos, quienes de paso se oponen al narcotráfico, sustento importante en el accionar de las autodefensas.

25 de enero 2005 , 12:00 a.m.

El fenómeno paramilitar, entendido como la alianza estado y grupos de autodefensa, tiende a desaparecer como consecuencia de que las fuerzas armadas legítimas del establecimiento tienen presencia en todo el territorio nacional con el apoyo y financiación de los Estados Unidos, quienes de paso se oponen al narcotráfico, sustento importante en el accionar de las autodefensas.

El Estado colombiano y sus aliados externos van llegando al convencimiento de que el paramilitarismo no es un arma eficaz en su lucha contra el movimiento guerrillero, porque sólo representa el terror y la destrucción para miles de colombianos, sin que la guerrilla sufra golpes mortales en su accionar.

Pero la desmovilización de tales grupos no significa su desaparición porque seguirá su financiación por grupos privados, esto es, tendremos sicarios a granel para asesinar selectivamente a dirigentes políticos y sociales porque muchos de los desmovilizados se convertirán en delincuentes comunes como ya empieza a notarse.

De otro lado, la confrontación entre la guerrilla y el estado se profundizará con las consecuentes masacres, desapariciones y desplazamientos de la población civil, sin que la paz tenga ninguna posibilidad de aclimatarse entre los colombianos.

Este será un año de definiciones políticas con miras a las elecciones de Presidente de la República y del Congreso en el 2006. El establecimiento seguirá con su política de guerra integral: legalizará el partido político de la autodefensas, su modelo neoliberal seguirá produciéndole grandes utilidades económicas pese a su desgaste político, las privatizaciones y los grandes negocios con el tributo de los colombianos (37 billones en el 2004), serán una constante, la deuda externa seguirá creciendo para bien de los organismos internacionales de crédito.

Los sectores populares fortaleceremos la Coalición Democrática con un programa de bienestar social, cuyos pilares serán la lucha contra el hambre y el desempleo como lo viene realizando Lucho Garzón en Bogotá, lo que supone renegociación de la deuda externa como lo viene haciendo Argentina, la solución negociada al conflicto interno y escogencia de un candidato único a la presidencia y listas únicas al Congreso, para que los tengamos una propuesta alternativa en materia económica, política y social.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.