F R A N Q U I C I A LAS MUJERES

F R A N Q U I C I A LAS MUJERES

Hoy tienen que leerme muy despacio porque estoy brillante y furiosamente enemigo de las mujeres. Ya no tengo duda de que las mujeres de Colombia son inferiores a los hombres en cuanto a responsabilidad social y política. Es evidente que las mujeres se resignaron a que sean los hombres quienes las gobiernen y les hagan las leyes para que ellas y sus hijos caminen por la vida. No hay duda de que aceptaron ser manejadas, sufridas y gobernadas por los hombres. Ahora sí creo lo que me decía ayer un periodista de este diario: que las mujeres tienen el cerebro del tamaño de un frijolito. Puede que ni culpa tengan y la cosa sea escasez de neuronas o por su misma condición femenina. Dejo el tema de las mujeres para los renglones finales porque antes tengo que ocuparme de mis frivolidades. Son muchas: con la separación se me disparó el motorcito de la vanidad y he cambiado de ropa, casa, peinado y sonrisa. He vuelto a ver docenas de amiguitas que tenía olvidadas y he conocido otras igualmente

24 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Por una micro-cirugía en las cuerditas de hablar, me he pasado siete días mudo entre el betamax, la televisión y el rico ocio de lecturas frívolas. En tele-cable volví a las carcajadas con la película de Almodóvar sobre las mujeres cursis, dementes, nerviosas e histéricas. Pues las mujeres de Colombia 1990 no están ni dementes ni nerviosas, ni histéricas, lo que están es arrinconadas por un estúpido complejo de inferioridad. Ahora que se viene la Constituyente, están cruzadas de brazos esperando que sean los hombres los que les digan por cuáles hombres tienen que votar. Será que votan por el más churro ? O por el campeón del peculado? Las leyes que nos gobiernan han sido redactadas en su inmensa mayoría por hombres. Son hombres los que han gobernado a este país hace 170 años y los resultados ya los conocemos. Si López, Gómez y Pastrana vuelven al festival de la política para ayudar a sus amigos y a sus partidos, lo elemental es que las mujeres hagan sus listas y voten por mujeres que entiendan el drama de las viudas, de las mujeres separadas, de las sin empleo, de las que abandonaron y les dejaron un par de hijos. Serán tan idiotas las mujeres de votar por los hombres para que ellos manejen problemas femeninos como la ruina de la familia y los hijos descarriados en el crimen y la prostitución? Si las mujeres no son capaces de mostrar su garra en las elecciones para la Constituyente, seguiré creyendo que efectivamente ellas sí tienen el cerebro del tamaño de un frijolito. Lo siento por mis admiradoras. Admito que son dulces y bellas pero con cerebro de frijolito.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.