EN MEDELLÍN, CORRIDA PARTIDA DE LA CAROLINA

EN MEDELLÍN, CORRIDA PARTIDA DE LA CAROLINA

Saliendo de la plaza le pregunté a Efrén Barrera, qué te pareció la corrida? Cuál?, me respondió sarcástico. Y pensé que tampoco era para tanto. Más adelante, vi a Garrilles y al ganadero Santiago Uribe enzarzados en acalorada discusión sobre la casta. No quise meterme en honduras. Quinito II pasó y me dijo: Tres y tres, el primero no fue bien lidiado, el tercero se rajó al final y al cuarto lo acabaron en varas. Los otros mansos . El que sabe, sabe, reconocí.

31 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Saliendo de la plaza le pregunté a Efrén Barrera, qué te pareció la corrida? Cuál?, me respondió sarcástico. Y pensé que tampoco era para tanto. Más adelante, vi a Garrilles y al ganadero Santiago Uribe enzarzados en acalorada discusión sobre la casta. No quise meterme en honduras. Quinito II pasó y me dijo: "Tres y tres, el primero no fue bien lidiado, el tercero se rajó al final y al cuarto lo acabaron en varas. Los otros mansos". El que sabe, sabe, reconocí.

Diego González, que torea tan bien a veces, ha contado con suerte perra en esta temporada. Ningún toro le ha embestido, viene a Medellín, le embisten los dos y tampoco. El primero, muy en Santacoloma, no tanto por lo cárdeno, terciado y cornivuelto, sino por su acometida encastada y nerviosa, le tomó bien las verónicas y los muletazos, pero volvía por el torero sin darle tregua. Este, en lugar de dominarlo, optó por perder pasos tras cada suerte, y hoy en día si no se liga no se torea. No obstante, como los parones eran apuestos, hubo aplausos, música y hasta orejas hubieran caído si no es porque el toro, sin lidia, no igualó, y el caleño, a paso de banderillas, le metió un bajonazo de horror. Pese a todo le hicieron saludar.

Con el cuarto, noble y repetidor, lanceó gustoso, pero entre Luisín y Romero se lo acabaron en varas. Daba pesar... El animal, moribundo, quería y no podía. El torero también quería y no tenía con qué. Al final, cuarto pinchazos y una estocada silenciada. Cada quien es el artífice de su propia suerte.

El Fandi tuvo un soso que se quedó al final, tras haberlo exigido mucho en los dos primeros tercios, cuando la tela rauda y los palos espectaculares prendieron fiesta en los tendidos. Un metisaca de muy dudosa ortografía, protestado por la gente seria y pillado por el palco, impidió el orejicidio .

Con el quinto, manso, más entrega del granadino, que lanceó a fondo y colocó cuatro pares de diverso mérito; sesgos, cuarteos y calafias que produjeron escandalosas ovaciones. Con la muleta trabajó a destajo, sudó, y dejó sentado que no era falta de ganas. Pero el bajonazo, feo, borró sus buenas intenciones y la gente se le quedó callada.

Sebastián Castella vino valiente, alegre y decidido. Lució por delantales, chicuelinas, gaoneras de miedo, cambios por la espalda, por el pecho, diestras, siniestras, tres en uno... En todo ello sus virtudes más plausibles fueron la quietud y el aguante. El toro era muy noble, también valga decir. Cuando se rajó, le pegó un pinchazo y una estocada delantera y tendida, pagada con una oreja. Bien el francés.

Con el sexto luchó como desesperado contra la mansedumbre del huidizo. Trapo y escape, escape y trapo; persecución y huida, huida y persecución; desafío y renuncia, renuncia y desafío; en eso se fue la brega hasta la estocada caída y el silencio sepulcral.

Cuando de ida, el colombiano, el español y el francés cruzaron el ruedo, hubo palmas de gratitud más al esfuerzo que al toreo. También uno que otro pito.

FOTO/Edgar Domínguez EL TIEMPO.

El Fandi durante la segunda corrida de toros el pasado sábado en la feria taurina de la Macarena, en Medellín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.