COMERCIO, AMARRADO A E.U.

COMERCIO, AMARRADO A E.U.

A pesar de que entre enero y octubre del año pasado las exportaciones colombianas llegaron a 186 destinos, cuatro de cada diez dólares facturados se concentraron en solo mercado: Estados Unidos. De aquí que cuando este país estornuda, a Colombia le da gripa. (VER GRAFICA: PARTICIPACION EN EL TOTAL DE LAS EXPORTACIONES)

31 de enero 2005 , 12:00 a.m.

A pesar de que entre enero y octubre del año pasado las exportaciones colombianas llegaron a 186 destinos, cuatro de cada diez dólares facturados se concentraron en solo mercado: Estados Unidos. De aquí que cuando este país estornuda, a Colombia le da gripa.

(VER GRAFICA: PARTICIPACION EN EL TOTAL DE LAS EXPORTACIONES).

La recién superada crisis con Venezuela, que absorbe uno de cada 10 dólares en productos despachados desde este lado de la frontera, volvió a poner en evidencia la vulnerabilidad del empresariado colombiano frente a un bajón comprador del vecino.

El vigor o decaimiento de la economía estadounidense determina en gran medida el desempeño de las exportaciones y de la actividad productiva colombiana, lo que de tiempo atrás ha preocupado al gobierno y a los analistas, pero, aún así, el gigantesco mercado de Estados Unidos es el que a corto y mediano plazo ofrece perspectivas ciertas para los productos colombianos.

Por ello, no es gratuito que la prioridad de la administración Uribe sea la de firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, cuya séptima y probablemente penúltima ronda de negociaciones, en las que también participan Ecuador y Perú, se realizará la semana próxima en Cartagena.

Si, según Proexport, los productos colombianos llegan a 186 mercados, por qué la excesiva dependencia del consumidor estadounidense? Parte de la respuesta está en la histórica relación bilateral y en la cercanía geográfica, pero también, como lo ha anotado Martín Gustavo Ibarra, consultor en comercio internacional, en que la mayoría del empresariado ha vivido de espaldas al mercado mundial.

Por eso es que los vecinos Brasil y Argentina o Centroamérica y el Caribe se ven tan lejos como realmente lo están Europa, Asia y Africa, pero son estos países y bloques una alternativa que realmente amplíen los destinos de la producción colombiana?.

Buscan más mercados.

El Gobierno está convencido de que sí y por esto, junto con la Comunidad Andina, firmó el TLC con Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) y tiene interés en un TLC con la Unión Europea (UE) y Canadá, en mayores acercamientos con Centroamérica y el Caribe y en explorar posibilidades en la China.

El presidente de Proexport, Luis Guillermo Plata, indicó que se está trabajando en la diversificación de mercados. Europa, por ejemplo, con el fortalecimiento de euro, ofrece grandes oportunidades para la producción colombiana, así como Canadá, que es el primer importador per cápita del mundo.

No obstante, la canasta exportadora del país no es muy amplia. Basta señalar que, de acuerdo con cifras del Dane, en los primeros 10 meses del año pasado las ventas externas de productos tradicionales (petróleo, carbón, ferroníquel y café) participaron con más del 46 por ciento de las exportaciones totales y más de la mitad de ellas se dirigió a Estados Unidos.

A lo anterior se suma, como lo ha lamentado Ibarra, que cerca del 80 por ciento del total despachado corre por cuenta de 100 empresas de las 9.187 firmas exportadoras reportadas por Proexport a noviembre pasado.

Un ejercicio de Proexport hace cuatro años mostró que más de la cuarta parte de las empresas exportadoras facturaba individualmente menos 10.000 dólares anuales, que un 34 por ciento despachaba hasta 100.000 dólares y que apenas un 8 por ciento exportaba más de 2 millones de dólares por año.

Patricia Galofre, de la firma Araújo Ibarra y Asociados, comenta que la cultura exportadora colombiana es pobre porque el mercado interno es atractivo para las empresas y la mayoría intenta medírsele al mercado internacional solo cuando el consumo local se deprime.

La presidenta de la Cámara Colombo-Venezolana, María Luisa Chiappe, recuerda que un mercado no se conquista de la noche a la mañana, sino que esta es una labor paciente que hay que ejecutar paso a paso y toma su tiempo.

A Europa y Asia, agregó, se siguen exportando bienes básicos y de la agroindustria. En manufacturas con valor agregado, el producto estrella han sido las confecciones, beneficiadas recientemente con el acceso preferencial (Atpdea) a Estados Unidos.

Optimismo por Europa.

Un objetivo prioritario del Gobierno es la firma de un TLC con la Unión Europea, pero esta lo ha condicionado a una negociación en bloque con la Comunidad Andina, sobre lo cual el viceministro de Comercio Exterior, Juan Ricardo Ortega, se muestra optimista.

"Confío en que las negociaciones con la Unión Europea se inicien antes de junio del 2006", expresó Ortega, quien la semana pasada participó en Bruselas en la reunión andino-europea que fijó los pasos a seguir en los próximos meses.

Para el secretario de la CAN, Allan Wagner, esa negociación con Europa puede ser relativamente rápida, "porque la negociación del TLC con Estados Unidos va a haber adelantado acuerdos sobre prácticamente todas las disciplinas comerciales y en las cuales los intereses de Estados Unidos son similares a los europeos, por lo que las soluciones que se alcancen posiblemente serán muy aplicables a la negociación con Europa".

Tras los capitales chinos.

China, con su gigantesco mercado de 1.200 millones de consumidores, es otro de los objetivos del Gobierno, pero, como lo señalan el viceministro de Comercio Exterior y el presidente de Proexport, no tanto para venderle productos colombianos sino para atraer inversión del país asiático.

Hay que hacer de Colombia un punto atractivo para los capitales chinos. Que inviertan aquí en la elaboración de textiles, confecciones y otros productos para ser exportados a Estados Unidos aprovechando el TLC que está a punto de firmarse, dijo Ortega.

El próximo viaje del presidente Alvaro Uribe a Japón y China refleja el interés en el Asia, de la misma manera que el gobierno de este último país está interesado en la región andina, razón por la cual el vicepresidente de la República Popular China, Zeng Qinghong, se reunió el jueves de la semana pasada, en Lima, con los cancilleres de la CAN.

La incertidumbre con Mercosur.

Después de oponerse a un acuerdo con el Mercosur, el empresariado colombiano avaló las negociaciones CAN-Mercosur que concluyeron en un acuerdo que entró en vigencia el primero de enero pasado.

Los cuatro países del bloque sureño producen prácticamente los mismos bienes que Colombia, logrando menores costos por sus escalas de producción, como en el particular caso de Brasil con sus vehículos y autopartes, calzado, pollos, entre muchos otros.

Colombia, por su parte, tiene un elevado potencial de penetración en, por ejemplo, medicamentos genéricos, pero existen elementos administrativos y burocráticos en esos países que no permiten avizorar ventas a corto y mediano plazo.

El presidente de Analdex, Javier Díaz, indicó que el acuerdo con Mercosur tomará un tiempo en desarrollarse, aunque señaló que hay expectativas positivas entre empresarios colombianos, algunos de los cuales están mirando con atención proyectos de exportación hacia el sur del continente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.