SE JUBILAN MAESTROS DEL CARNAVAL

SE JUBILAN MAESTROS DEL CARNAVAL

En su taller de lámina y pintura, Julio Jaramillo ya no piensa en la fama. Este hombre con nombre de cantante sorprendió a muchos en Pasto con su decisión de ponerle punto final a su oficio de artesano del Carnaval de Blancos y Negros, que se celebra a partir de hoy.

04 de enero 2005 , 12:00 a.m.

En su taller de lámina y pintura, Julio Jaramillo ya no piensa en la fama. Este hombre con nombre de cantante sorprendió a muchos en Pasto con su decisión de ponerle punto final a su oficio de artesano del Carnaval de Blancos y Negros, que se celebra a partir de hoy.

Sus creaciones ya no estarán en el desfile de cierre del carnaval, la principal fiesta de comienzo de año en el sur del país, que terminará este jueves. Su decisión sorprendió a la junta organizadora de las fiestas, y la noticia se regó como pólvora.

Pero lo que nadie esperaba era que más artesanos colgaran la brocha. Roberto Otero, José Ignacio Chicaiza, Javier Calvache, Onésimo Delgado y Juan Estrella Nieto, reconocidos maestros del Carnaval, también renunciaron.

Por eso hay quienes dicen que las festividades de este año serán otra cosa, a pesar de la alegría por la Plaza del Carnaval, una obra que le cambió la cara al centro de la ciudad y que se estrenará en esta ocasión.

"No es un acto de rebelión contra el Carnaval", aclararon los artistas. Sin embargo, en el caso de Jaramillo se dice que la decisión se esperaba desde hace un año, cuando él obtuvo el noveno puesto en la selección de carrozas. Fue tal su desconcierto que esa misma noche le prendió fuego a su monumental creación, Aventuras fantásticas .

Un año atrás, su carroza en homenaje al Santuario de Las Lajas tampoco fue la ganadora, pese a que el público la daba como segura para el primer puesto.

"Por ahora prefiero tomarme un descanso y repensar mi futuro como carrocero", dice Jaramillo, quien ha ganado cinco veces.

Ante su decisión, el artesano fue nombrado miembro del jurado calificador. "Aprovecharé para conocer cómo califican y qué piensan de nuestro trabajo. Sólo así podré entender qué entienden ellos de carrozas. Quizás los equivocados seamos nosotros", comenta.

Hay que preparse más.

Roberto Otero, por su parte, ha ganado en tres de las cinco oportunidades en las que ha participado. En las otras dos fue segundo.

"Ha sido un honor -afirma-, pero necesito descanso. Ser carrocero demanda una dedicación de tiempo completo. He venido trabajando con mi familia y todos necesitamos descansar".

No obstante, asegura que el suyo no es un retiro definitivo. "El Carnaval es parte de nuestra vida -agrega-, pero debemos repensar las cosas. Es un certamen que ha ganado mucho prestigio. Ya salió de nuestras fronteras y por eso demanda un mayor estudio y más creatividad".

El común de la gente no lo entiende así y al igual que en el caso de Jaramillo piensa que sin su participación el 6 de enero perderá mucho.

La junta organizadora lamentó la marginación de los dos artistas, pero anotó que han llegado nuevos artesanos con "un estilo renovador; será el público el que exprese si los acepta o no".

"Para mí no significa mucho que no participen estos maestros. Pero reconozco que extrañaremos a Otero porque es el único que trabaja el icopor, gracias a una técnica que ha venido incorporándose. Es un material complejo, que no todos trabajan", opina Diego Caicedo, uno de los artistas nuevos.

Los otros artesanos que este año no participan prefirieron apoyar las iniciativas de sus hijos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.