RAFAEL ITHIER, EL PAPÁ DE EL GRAN COMBO

RAFAEL ITHIER, EL PAPÁ DE EL GRAN COMBO

Algunos éramos músicos de Rafael Cortijo y su Combo, muy popular en Puerto Rico (años 60). Pero salimos y armamos otra orquesta. Quisieron ponerle Rafael Ithier y su Combo. Pero yo estaba frustrado con la música y no quería, por superstición, que al llevar mi nombre se hiciera daño al grupo. Dije: Póngale un nombre colectivo . Y como la palabra combo era popular, le pusieron El Gran Combo de Puerto Rico .

31 de enero 2005 , 12:00 a.m.

"Algunos éramos músicos de Rafael Cortijo y su Combo, muy popular en Puerto Rico (años 60). Pero salimos y armamos otra orquesta. Quisieron ponerle Rafael Ithier y su Combo. Pero yo estaba frustrado con la música y no quería, por superstición, que al llevar mi nombre se hiciera daño al grupo. Dije: Póngale un nombre colectivo . Y como la palabra combo era popular, le pusieron El Gran Combo de Puerto Rico".

Era 1962 y la orquesta de Ithier, de 78 años, sigue dando conciertos. La frustración de la que le habló a EL TIEMPO, tenía su origen en el pasado con Cortijo: "El otro grupo era muy bueno, de un impacto violento, de grandes éxitos. En parte, yo había sido organizador de aquello, junto con Cortijo, y le tenía fe ciega. Pero, a los tres o cuatro años, empezaron a mezclar los deberes con los placeres y la cosa se indisciplinó. Entonces tomé la decisión de retirarme".

Temía que esa indisciplina volviera a llegar al Gran Combo?.

Es que los deberes son deberes. Somos seres humanos como los demás y hacemos lo que hace todo el mundo. Nos podemos tomar uno o cuatro tragos, pero siendo mesurados. Pero los vicios, la droga, en el Gran Combo no se permite.

Coreografías y voces Al principio, las puertas se cerraron. Los empresarios condenaban la deserción de Ithier y sus muchachos. Pero poco a poco El Gran Combo se convirtió en la orquesta más importante de la salsa puertorriqueña. Sus éxitos, han tenido las voces de Andy Montañez, Pellín Rodríguez, Charlie Aponte, Jerry Rivas y Papo Rosario, los tres últimos siguen en el frente de la orquesta, haciendo las singulares coreografías que se convirtieron en sello distintivo del grupo.

"Empezamos cuando la televisión era nueva en Puerto Rico -recuerda Ithier-. Entonces era obligado aparecer allí y para tener impacto, entendimos que aparte de hacer buen sonido, había que entretener. De ahí nace la coreografía. Antes, todas las orquestas eran estáticas y después, nos imitaron".

Es muy estable el grupo de cantantes: Aponte está desde el 74 y Rivas desde el 77...

Somos una familia. Cuando hay dinero nos lo dividimos; cuando no, también. Las preocupaciones personales las sufrimos todos.

Qué recuerdos tiene de No hay cama pa tanta gente ?.

En el 74 grabamos la canción Eliminación de feos, un gran hit, que, incluso en Panamá, se vendía sin carátula porque no alcanzamos a hacerla y la gente se llevaba el disco envuelto en plástico. Y con el tiempo, la gente nos pedía un éxito como ese. Un día fuimos a California a casa de unos señores que nos pusieron a oír No hay cama pa tanta gente. Después, en Puerto Rico quisimos grabarla. Pero se me había olvidado la letra y la música, así que tuvimos que llamar a California para que nos la dejaran oír. Fue ahí cuando nos dimos cuenta que tenía el mismo autor que Eliminación de feos.

Más de 40 años al frente, dejan momentos de cansancio?.

En esos momentos me acuerdo que esto fue lo que escogí para vivir. Me acuerdo que Dios me ha dado un poquito de talento para hacer cosas que le gustan a la gente. Y me doy cuenta que todo lo que me rodea se lo debo a la música y no puedo arrepentirme. Pensar en eso me estimula.

Qué momentos difíciles ha superado?.

En 1968 el grupo estuvo prácticamente desaparecido, después de una temporada de cinco o seis años en que hicimos un show de mediodía y un programa de radio diario. A la larga, eso nos hizo daño. Dejamos de vender discos y nos despidieron. La crisis fue entre el 68 y el 71. Pero los muchachos fueron fieles al grupo e hicieron muchos sacrificios. Andy Montañez todavía era cantante nuestro y le hicieron ofertas que no quiso aceptar. En cambio, hipotecó su casa por un dinero para que hiciéramos un disco, porque de la compañía de discos también nos botaron. Fue un gesto de grandeza que nunca olvidaré.

Fue un favor, a la larga.

Con el disco Don Goyo de punta a punta le pagaron a Andy. Más adelante vendría el disco del que surgió el hit Un verano en Nueva York.

"Fue una crisis violenta -añade Ithier-. Desde entonces seguimos más o menos bien. Claro, llegó un momento en que La Fania acaparó todo. No hubo crisis pero sí merma en la demanda porque había demasiadas orquestas".

Dijo que los programas en radio y TV les habían hecho daño. Por qué?.

Porque uno como está muchacho piensa que eso es lo mejor. Pero se quema si está ocupando la cámara todos los días. Además había que montar nuevo repertorio todas las semanas. A veces pienso que, a la larga, al despedirnos nos hicieron también un favor: porque la gente nos había visto tantas veces que cuando superamos la crisis y volvimos, el impacto fue mayor. Ve cómo todo es relativo?.

FOTO/Archivo particular.

Rafael Ithier (en el centro) tiene 78 años y sigue al frente de la agrupación que fundó en 1962.

- Jueves 3 y el viernes 4 de febrero en el Downtown 727, de Bogotá, a las 8 p.m. Boletas: 70.000 y 100.000 pesos. Informes: 2454510.

Lilang@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.