CON DÓLAR EN PICADA SE ESTRENA GERENTE DEL EMISOR

CON DÓLAR EN PICADA SE ESTRENA GERENTE DEL EMISOR

Sin actos de posesión ni juramentos ante nadie, José Darío Uribe asumió desde ayer como nuevo gerente del Banco de la República, en medio de la más dura caída del precio del dólar, que en los últimos 47 meses completa 22 por ciento.

05 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Sin actos de posesión ni juramentos ante nadie, José Darío Uribe asumió desde ayer como nuevo gerente del Banco de la República, en medio de la más dura caída del precio del dólar, que en los últimos 47 meses completa 22 por ciento.

El empalme en el cargo fue en seco. No solo porque el dólar bajó otros 22 pesos en medio de una de las situaciones cambiarias más difíciles, sino porque no hubo posesión protocolaria alguna. En una carta enviada el lunes la Superintendencia Bancaria le confirmó a Uribe que cumplía con los requisitos para acceder al cargo y por lo tanto podía posesionarse a partir de ayer.

En los dos primeros días de operaciones del 2005 la divisa bajó 74 pesos, quedando en un precio promedio de 2.315 pesos. Sin embargo, llegó un momento en que cayó a niveles de 2.300 pesos lo que obligó al Emisor a intervenir ayer en el mercado mediante compras directas, cuyo monto no fue precisado.

Aunque en el Banco de la República las decisiones no dependen del gerente, éste sí es uno de los siete miembros de la junta directiva con voz y voto, y recientemente declaró en una entrevista con Yamid Amat publicada en este diario que lo que pase con el dólar "depende de la política de Estados Unidos".

Pero independientemente de lo que se crea sobre la efectividad de las medidas, el banco debe lidiar con el nerviosismo en algunos sectores productivos, especialmente exportadores, y en el Gobierno, desde donde piden que haga algo para detener el dólar.

Tales manifestaciones de alarma han llevado al banco a tomar varias medidas el año pasado que permitieron calmar algunos días tanto el precio como a los empresarios y el Gobierno, antes de seguir bajando más.

Algunos analistas han llamado la atención sobre el dilema de actuar en el caso del dólar, pues si el banco compra divisas ilimitadamente debe liberar pesos que pueden terminar despertando la inflación, que es la prioridad del banco.

Sigue la presión.

El mismo Uribe dijo en el Senado recientemente que el Emisor "ha hecho compra de reservas internacionales, sin comprometer el logro de la meta de inflación. Nada gana el país con tener una tasa de cambio más devaluada si al mismo tiempo tiene una inflación alta".

La presión sobre el Emisor para que adopte medidas más agresivas sigue creciendo. Ayer el ministro de Agricultura, Carlos Gustavo Cano, dijo que "tiene la mayor confianza de que el nuevo gerente contribuya a que el Banco entienda que no debe aflojar en la intervención del mercado de divisas y mire a ver si por fin la hacen una reducción de tasas de interés de una sola vez y no a cuenta gotas".

Cano dijo que después del terrorismo la mayor amenaza para el sector agrícola para este año es la revaluación. La posición se suma a las voces de otros analistas que piden reducir más las tasas.

Cualquier decisión se tomaría en la primera reunión ordinaria de la Junta Directiva del Banco prevista para el próximo 21 de enero, en la que se evaluará el comportamiento de la inflación en el 2004. En este frente hay tranquilidad ya que el Emisor cumplió la meta del 5,5 por ciento.

También se analizará con más detalle qué está pasando con el dólar. Para el Banco es claro que una de las causas de la revaluación es el ingreso de divisas que se ve en el crecimiento de más del 20 por ciento de las exportaciones, en el aumento del 7,9 por ciento de las remesas y en la reducción en los pagos al exterior. A ello se suma el repunte de la inversión extranjera, que llegó a 2.332 millones de dólares este año y la mayor repatriación de capitales.

Maria Clara Noreña, analista de Suvalor, espera que el dólar no baje más allá de los 2.300 pesos porque el Emisor actuará para evitarlo. Sostuvo que una baja en las tasas de interés no va a tener un impacto muy fuerte sobre el dólar porque la rentabilidad de los títulos del Gobierno (TES) sigue siendo muy alta y eso lleva a que muchos prefieran salir a vender divisas para comprar estos papeles.

- Las compras del Emisor.

El Banco de la República informó ayer que en todo el 2004 realizó compra de dólares por un total de 2.404 millones de dólares con el fin de detener la caída del dólar.

Las operaciones se realizaron así:.

Compras para acumulación de reservas internacionales: 1.399 millones de dólares.

Compras para el control de volatilidad: 179,9 millones de dólares.

Intervención discrecional en el mercado cambiario (compras directas): 1.325 millones de dólares.

Ventas al Gobierno nacional: 500 millones.

Estas operaciones fueron adicionales a otras medidas adoptadas el año pasado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.