EN ALMOHADAS CAMUFLARON UNIFORMES PARA GUERRILLA

EN ALMOHADAS CAMUFLARON UNIFORMES PARA GUERRILLA

Dentro de 60 almohadas, adornadas con dibujos de Winnie Pooh y Piolín, la Policía de Cundinamarca halló ayer, en el barrio Restrepo de Bogotá, medio centenar de uniformes militares de uso exclusivo del Ejército, los cuales iban a ser recibidos por miembros del frente 10 de las Farc, que hace presencia en el departamento de Arauca.

05 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Dentro de 60 almohadas, adornadas con dibujos de Winnie Pooh y Piolín, la Policía de Cundinamarca halló ayer, en el barrio Restrepo de Bogotá, medio centenar de uniformes militares de uso exclusivo del Ejército, los cuales iban a ser recibidos por miembros del frente 10 de las Farc, que hace presencia en el departamento de Arauca.

Las prendas militares, una de las cuales tenía marcado el apellido Reyes , estaban camufladas como relleno de los coloridos cojines, los cuales fueron apilados en varios bultos, que iban a ser llevados por tierra hacia este departamento.

Los uniformados hallaron la encomienda en un establecimiento de transporte de mercancías denominado Enco Express. "A simple vista parecían cómodas almohadas, listas para ser comercializadas, sin embargo por labores de inteligencia sabíamos que iban a ser enviadas al frente 10 de la guerrilla, por eso procedimos a revisarlas con detenimientoexplicó el coronel Yesid Vásquez, comandante de la Policía de Cundinamarca.

Según las autoridades, este frente de las Farc es, junto al Domingo Laín, del Eln, uno de los grupos armados ilegales con mayor influencia en la zona.

El año pasado, sus integrantes dinamitaron en tres ocasiones el oleoducto Caño Limón-Coveñas y también atacaron con cilindros-bomba la estación de Policía del municipio de Fortul.

Precisamente una parte de las almohadas tenía como dirección de destino una heladería de esta población. Las restantes se iban a recibir en un almacén de variedades de la localidad de Saravena.

Según el oficial, lo que más llamó la atención de los agentes fue el peso de cada una de ellas. cada almohada había una chaqueta y un pantalón perfectamente doblados, por lo tanto el peso era considerableagregó Vázquez, quien no descartó que los delincuentes, que se tomaron el tiempo de coser cada uno de los cojines, ya hubieran enviado un primer cargamento de uniformes a Arauca.

La operación policial, que no dejó detenidos, fue ejecutada luego de que los agentes recibieron información de la Red de Cooperantes de Cundinamarca.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.