PRESIDENTE ARREMETE CONTRA LAS FARC POR CASO DE CAPTURA DE RODRIGO GRANDA

PRESIDENTE ARREMETE CONTRA LAS FARC POR CASO DE CAPTURA DE RODRIGO GRANDA

Ayer, por primera vez después de varios días de polémica en torno de la captura por autoridades colombianas de Rodrigo Granda Escobar, del comité internacional de las Farc, el presidente Alvaro Uribe se refirió al tema y criticó a las Farc por calificar la detención como un secuestro.

07 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Ayer, por primera vez después de varios días de polémica en torno de la captura por autoridades colombianas de Rodrigo Granda Escobar, del comité internacional de las Farc, el presidente Alvaro Uribe se refirió al tema y criticó a las Farc por calificar la detención como un secuestro.

"Estos individuos de las Farc, el primero de enero, asesinaron a 17 campesinos, secuestran permanentemente, ejecutan actos terroristas a diario, violan los derechos humanos de los ciudadanos, negocian con droga, y cuando los capturan salen a decir que los secuestraron y que les violaron los derechos humanos", declaró Uribe en el aeropuerto Los Garzones, de Montería, antes de viajar a Cartagena donde terminará su descanso de fin de año.

El Jefe del Estado, sin referirse a las circunstancias de la captura, hizo la declaración y una vez finalizó no admitió preguntas de la prensa. Pero ante una interpelación extramicrófonos de un periodista sobre el confuso caso, Uribe aseguró: "El problema de Granda no es con Venezuela, sino con las Farc".

El grupo ilegal armado había denunciado en una carta que Granda fue "secuestrado" en Caracas y conducido a Cúcuta para que fuera capturado por la policía colombiana el pasado 14 de diciembre.

La versión tomó fuerza el miércoles pasado, luego de que el gobierno de Venezuela afirmó, a través del ministro del Interior y Justicia, Jesse Chacón, sostuvo que existen fuertes indicios de que Granda fue plagiado en Caracas.

Comisión investigadora.

La polémica llegó ayer hasta el parlamento venezolano donde diputados simpatizantes del gobierno de Hugo Chávez y de la oposición, en un acuerdo inusual, decidieron crear una comisión especial para investigar la denuncia por secuestro.

La propuesta fue hecha por la diputada Iris Varela (del partido de Gobierno), quien calificó como el hecho como un "acto gravísimo de violación a la soberanía nacional".

Para Varela, quien fue designada como presidenta de la comisión, los indicios que el gobierno venezolano tiene para creer que se produjo un secuestro hacen pensar que el hecho fue ejecutado por funcionarios colombianos "con la evidente complicidad de factores venezolanos".

" Cuál sería la reacción de las autoridades colombianas si un grupo comando de pronto secuestra en su territorio a Pedro Carmona Estanga, cuya participación en el terrorista golpe de Estado de abril de 2002 está plenamente comprobada?", se preguntó Varela.

Agregó que la comisión se entrevistará con la ministra de Exteriores de Colombia, Carolina Barco, y con los ministros colombianos de Defensa, de Interior y Justicia, y el director de la Policía de Colombia.

Por su parte, el ministro del Interior, Jesse Chacón, confirmó parte de la versión ofrecida por la diputada Marelis Pérez, quien aseguró que conversó con Granda en la ciudad de Maturín, en el marco del Segundo Congreso Bolivariano de los Pueblos.

También aseguró que su despacho investigará por qué Granda tiene una cédula venezolana, como lo dijo ayer Miguel González, apoderado de Granda en Colombia.

Sin embargo, ayer autoridades venezolanas informaron que el número de cédula 22.118.142 -que según el abogado de Granda es su documento de identificación- no aparece como parte del Registro Electoral venezolano, pero esto, aclararon, no significa que no ha sido expedida por la Oficina de Identificación y Extranjería del país.

El viceministro del interior de Venezuela, Alcides Rondón, dijo que esa cédula corresponde al ciudadano venezolano Johny Palma Ramírez, de Barinas, y que la identificación de Granda es falsa, por lo que la ciudadanía venezolana del guerrillero quedó descartada.

Así mismo, el ministro de Defensa de Colombia, Jorge Alberto Uribe, se pronunció sobre el caso u dijo que "la posición del Gobierno es que las autoridades colombianas capturaron a través de su policía y en territorio colombiano a un ciudadano colombiano que forma parte de un grupo narcoterrorista".

FOTO.

En Montería, el presidente Alvaro Uribe habló duro contra las Farc por calificar de secuestro la captura del miembro del comité internacional de esa agrupación ilegal.

Archivo / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.