POR VACUNAS , 8 TENDEROS MUERTOS

POR VACUNAS , 8 TENDEROS MUERTOS

Antes de abrir su tienda, a las 6 de la mañana, en el barrio Siete de Abril, Pedro Barrios (*) se santigua y en voz baja reza para que sea un día sin problemas. Este año han sido asesinados ocho de sus colegas.

04 de mayo 2005 , 12:00 a.m.

Antes de abrir su tienda, a las 6 de la mañana, en el barrio Siete de Abril, Pedro Barrios (*) se santigua y en voz baja reza para que sea un día sin problemas. Este año han sido asesinados ocho de sus colegas.

La mayor parte, el 90 por ciento según un investigador de la Fiscalía, por deudas pendientes con paramilitares, guerrilleros y delincuentes que se disputan el dinero que los tenderos pagan como vacuna .

La extorsión al gremio comenzó hace aproximadamente 10 años con guerrilleros urbanos, en el suroccidente de Barranquilla, cuando cobraban 5.000 pesos en promedio a la semana. Hoy la cifra es de 50 mil, y cada uno de los grupos armados la quiere para sí.

Según estimativos de comerciantes, los extorsionistas se están embolsillando unos 750 millones de pesos semanalmente, es decir, 3.000 millones de pesos al mes, sin incluir el cobro de dos primas promediadas (una en junio y otra en diciembre).

El 90 por ciento de este dinero lo acaparan las autodefensas, un 8 por ciento la guerrilla y el resto la delincuencia común.

Hay casos en los que le dicen al tendero: "Dénos 40 millones y no lo molestamos más". Algunas veces piden 20 ó 50 millones. Todo depende del peritazgo hecho a la tienda para establecer su valor real.

Un directivo de la Unión Nacional de Comerciantes (Undeco), que agremia a cerca del 50 por ciento de los tenderos, afirma que viven "una dura situación", mientras que uno de los afiliados no duda en calificarla de "tenaz".

En Barranquilla hay, de acuerdo con el cálculo de un miembro de Undeco, unas 15 mil tiendas que generan en promedio 4 empleos directos cada una (unos 60.000 empleos en total). De esa cifra, solo 7.600 están agremiadas. "El problema es que están muy dispersas y eso facilita la acción de los violentos", asegura el agremiado.

Para la Fiscalía, la situación más crítica está en Barranquillita y el mercado público. Allí pagan vacuna hasta los que venden agua fría en bolsa y los carretilleros que recogen desechos para reciclar (entre 2.000 y 1.000 pesos semanales).

También son críticos barrios como Las Nieves y La Chinita, en el suroriente, y Siete de Abril, en el suroccidente. Además, la zona vecina las Villas , en el municipio de Soledad.

Buscando protección se han ido organizando con el apoyo de la Policía Nacional. En la actualidad existen dos frentes de seguridad, uno en Barranquillita y otro en la Calle 30, pero esto es apenas un paliativo.

En agosto pasado, cuando el presidente Alvaro Uribe vino a participar en la asamblea de Undeco, anunció que 3.500 hombres de las empresas de seguridad privada servirían de apoyo a través de una red. Todavía la red no funciona.

En la actualidad, las detenciones por las extorsiones no superan la docena y los que son capturados recobran la libertad sin mucho esfuerzo porque no hay denuncias en su contra.

"El problema es que cuando se coge a un extorsionista no hay denuncia. El problema es el temor", agrega un investigador.

Tenderos infiltrados.

Otra situación detectada por la Fiscalía es la llegada de guerrilleros o integrantes de las autodefensas que vienen a Barranquilla a poner sus tiendas con el fin de recoger información para seguir extorsionando o secuestrando.

"Muchos han sido descubiertos y ajusticiados por el bando contrario", señala un investigador.

Para el gremio de tenderos el problema sigue siendo grave. "No vemos solución", concluye con resignación uno de ellos, que exige a las autoridades más compromiso y actuación.

(*) Nombres ficticios por solicitud de las fuentes.

VIOLENCIA PERMANENTE.

De acuerdo con una estadística llevada por los mismos tenderos, la violencia contra ellos lleva varios años. Los asesinados según sus datos son:.

Entre1999 y el 2000: 18.

En el 2001: 7.

En el 2003: 9.

En el 2004: 22.

FOTO/Alfonso Cervantes EL TIEMPO.

Muchas de las tiendas de Barranquilla parecen hoy jaulas. Los tenderos intentan protegerse con los encierros y piden a las autoridades más compromiso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.