TENSIONES POLÍTICAS TRAS AYUDA A VÍCTIMAS

TENSIONES POLÍTICAS TRAS AYUDA A VÍCTIMAS

Más allá de la solidaridad mundial con los afectados por la tragedia del domingo 26 de diciembre, de las declaraciones públicas de donaciones millonarias, y del drama de las miles de familias en el mundo afectadas por el maremoto, hay una realidad menos emotiva: Las potencias intentan aprovechar la catástrofe para aumentar su influencia en la región y para redefinir el ajedrez político mundial.

08 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Más allá de la solidaridad mundial con los afectados por la tragedia del domingo 26 de diciembre, de las declaraciones públicas de donaciones millonarias, y del drama de las miles de familias en el mundo afectadas por el maremoto, hay una realidad menos emotiva: Las potencias intentan aprovechar la catástrofe para aumentar su influencia en la región y para redefinir el ajedrez político mundial.

Así lo entendió el secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, que aseguró que las donaciones harían "mejorar la imagen" de su país en la región. Evidentemente tenía en mente que Indonesia, el país que más muertos ha puesto en la tragedia, concentra el mayor número de musulmanes en el mundo, en general hostiles a Washington.

Y también tenía claro que esta es una manera de disputarle influencia a dos potencias emergentes de la región: China e India.

Por eso, pasando por encima de la ONU -como en Irak- y cuando ya se le tachaba de tacaño por la pequeña ayuda que anunció en principio, impulsó una coalición humanitaria integrada, además, por Australia, Japón e India. También desplegó más de 13.000 militares en barcos, helicópteros y aviones en el Océano Indico y multiplicó por diez su ayuda (350 millones de dólares).

Días antes había sostenido un encontrón con la diplomacia francesa, que al igual que en el caso iraquí, y como punta de lanza de la Unión Europea, piensa que las acciones deben pasar antes por el filtro de la ONU. Así lo explicó el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung: Ante esta situación, el presidente francés Jacques Chirac "quería impedir que E.U. utilizara su operación ad hoc para crear un precedente que debilitaría en forma durable el papel de la ONU".

India tiene que decir.

"Todavía es muy pronto para decir si Estados Unidos mejoró su imagen. Lo que sí se puede afirmar es que comprendió rápidamente que era necesario pasar por la ONU", explicó el especialista Jean-Luc Racine, del Centro de Estudios de India y el sur de Asia del Centro Nacional francés de Investigación Científica.

India, por su parte, aprovechó la tragedia para reafirmar su posición como potencia regional emergente con miras a obtener una banca permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. A pesar de que el paso del tsunami por sus costas dejó 16 mil muertos, rechazó las ofertas de ayuda internacional, e inclusive se mostró dispuesta a ayudar a su vecinos más afectados: Sri Lanka, Indonesia, Maldivas y Tailandia.

"India demostró que es la gran potencia regional, con un radio de influencia que abarca todo el Océano Indico desde los países del Golfo hasta el sudeste de Asia. Nueva Delhi jugó quizás demasiado la carta nacionalista, pero la tragedia le permitió mostrar su nuevo rango", según Racine.

El país que durante la Guerra Fría había buscado la protección de Moscú, sin llegar nunca a ser un verdadero aliado, ahora combina una posición balanceada entre el respeto al liderazgo de Estados Unidos, su relación privilegiada con Rusia y su visión multilateralista.

Más allá de lo geopolítico, la generosidad de los países también tiene en mente objetivos menos filantrópicos. Si los contratos de reconstrucción de la guerra de Irak fueron entregados en su mayoría a los países aliados de la coalición militar encabezada por el presidente George W. Bush, para esta tragedia esa restricción no existirá y las posibilidades están abiertas para todos los concurrentes. Ese es un negocio de miles de millones de dólares.

(*) Con Efe-AP-AFP.

FOTO/AFP.

Estados Unidos tuvo que multiplicar por el monto de la ayuda ofrecido inicialmente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.