LA CANASTA FAMILIAR Y LOS PRECIOS DEL DANE:

LA CANASTA FAMILIAR Y LOS PRECIOS DEL DANE:

Señor Director:

09 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Señor Director:.

Es evidente para quien cotidianamente hace las compras para su hogar que los precios de la canasta familiar y otros bienes y servicios necesarios para una vida sin lujos han subido más de 10 por ciento en promedio. Todos los meses compro los mismos artículos en Mercadefán y la diferencia entre enero y diciembre del 2004 fue aumentando paulatinamente hasta el 19 por ciento.

Es posible que los bienes suntuarios que compro, como crema dental, desodorante, papel higiénico, servilletas, etc., no estén en la canasta del Dane, pero sí en la de los colombianos. Si examinamos el costo de mantenimiento del automóvil, el tevecable, el diario y el pago del club, del colegio y de las universidades, podríamos decir que el Dane se refiere a un país distinto.

Hernán Guillermo Hernández.

Bogotá.

* * * * Señor Director:.

Qué interesante sería conocer los modelos y patrones utilizados para determinar mes a mes la variación del IPC, por la forma exagerada como se han desbocado los costos en los ítems que conforman la canasta familiar. Al hacer un comparativo, observamos que educación, arrendamiento, peajes, gasolina, servicios públicos, salud, transporte, vestuario y demás registran en promedio un alza del 6,5 por ciento, y el IVA de otros productos básicos ha aumentado 3 por ciento.

Seguramente, al finalizar enero, el Dane, retórica y felizmente, informará que el incremento del IPC para el mes fue únicamente del 0,25 o 0,30 por ciento. "Todo -dirá-, gracias a que, pese al jalonamiento de todos los géneros anteriores, la cebolla berro, espinaca, berenjena, champiñones, coliflor y brócoli colaboraron registrando una evidente baja, al presentar una mayor oferta por adelanto de las cosechas. De seguir observando este comportamiento, cumpliremos juiciosamente con la meta fijada para el año 2005 por el Banco de la República". La lógica nos señala que esta no es la realidad. Parafraseando la letra de una conocida canción, nos preguntamos: a quién engañas, abuelo?.

Jaime Carpintero Virgez.

Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.