BELLAS Y FEAS PALABRAS:

BELLAS Y FEAS PALABRAS:

Señor Director:

11 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Señor Director:.

Con respecto a la excelente columna de Daniel Samper Pizano del 4 de enero, me permito agregar dos palabras a la categoría de aquellas en que la eufonía y el significado van parejos, aunque cada una en un extremo opuesto en rango de la belleza. En el polo asustador estaría arrecho (sobran los comentarios). Y en el de la dulzura, una que ni siquiera está en el DRAE, pero debería, y que paradójicamente puede ser consecuencia de la primera: huahua y su diminutivo huahuita, proveniente del quechua y ampliamente utilizada en Ecuador, Perú, Bolivia, norte de Chile y de Argentina para referirse a los chiquitos (imita el primer sonido que emiten los recién nacidos). Además, tiene la ventaja de que, utilizada con artículo masculino o femenino, incluye a niños y niñas. Da lo mismo decir las o los huahuitas: todos caben y nadie pelea.

Patricia Ardila.

Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.