COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS

COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS

El tiempo libre, a veces eterno, tedioso y aburridor, para las personas mayores, puede aprovecharse en la universidad. La edad es lo de menos, lo importante es querer darle un giro a la vida, volver a tener en qué pensar, sentirse útil y aprender.

28 de enero 1991 , 12:00 a.m.

El programa de Universidad a Distancia, de Provida, llega justo en el momento en que todo parece perdido para los adultos, cansados de tantos años de solo trabajar o tristes porque salieron pensionados y no se acomodan a esta nueva etapa.

Para unos y otros, Provida ofrece una posibilidad especial. Quienes estudiaron de jóvenes pueden revivir, a través de los cuadernos, los libros, las evaluaciones, las aulas de clase y las jornadas de estudio, una época maravillosa.

Aquellas personas que nunca alcanzaron a ingresar a la universidad, por problemas económicos y familiares, tienen ahora la oportunidad de convertir su sueño en realidad, seguros de que nunca es tarde para comenzar.

Las opciones son múltiples. Cuatro centros educativos y más de 15 asignaturas conforman el programa de Universidad a Distancia de Provida, dirigido a las personas mayores de 49 años.

Esta novedad educativa se presentó durante el XV Congreso Universitario para la Tercera Edad, celebrado en Quebec (Canadá). Es un proyecto que vincula a las personas mayores con las nuevas generaciones en igualdad de condiciones lo que proporciona beneficios para todos , dice Eduardo García Jácome, presidente de Provida.

Ya son numerosos los adultos que se han matriculado en Provida. La experiencia de por sí sola es atractiva: volver a la universidad, estar en un salón de clase, repasar, aprender y compartir con jóvenes y personas de la misma edad...

El objetivo es proporcionar a los adultos pensionados, jubilados o trabajadores, diferentes alternativas de estudio y promoverlos como personas capaces de desenvolverse en muchos campos , dice Neyla Ramírez de Velásquez, coordinadora del programa.

Así, con la infraestructura de las universidades La Sabana, Santo Tomás, Unisur y San Buenaventura, expertas en el sistema de educación a distancia, los estudiantes de Provida y otros alumnos iniciarán sus clases en forma la segunda semana de febrero.

Unos prefirieron la lingística y la literatura, otros las ciencias sociales, la filosofía, el arte y la decoración, las ciencias naturales o las agrarias. Algunos el derecho, la contabilidad, la ingeniería de alimentos, la administración, la gerontología o la computación.

Elegir e ingresar no es difícil. Por su experiencia y sus conocimientos los adultos saben bien qué es lo que quieren y los requisitos son mínimos: tener más de 49 años, buena salud física y mental, llenar la inscripción, hasta el 31 de enero, en Provida (carrera 14 # 83-11), y pagar la matrícula que está entre diez mil y quince mil pesos por asignatura, a excepción de las materias artísticas que cuestan un poco más.

La persona que se vincule al programa tendrá como identificación una tarjeta de universidad a distancia que le otorga Provida y se beneficiará de otros programas: viajes, descuentos, paseos , dice García.

Antes de comenzar las clases, los alumnos participarán en un curso de inducción, conocerán la filosofía de la universidad que escogieron y las técnicas de estudio.

Cada asignatura dura un semestre, tiene sus evaluaciones corrientes y un sistema de tutorías. Al final, el alumno recibe un certificado de estudio y al semestre siguiente puede realizar otro curso o continuar con el mismo tema que eligió al principio, pero en un nivel más elevado.

Dentro de la preparación de este nuevo programa llegamos a la conclusión de que las personas no se preparan para la jubilación, lo hacen ocho o diez días antes, lo que genera múltples problemas. Por eso, esta es también la oportunidad para prepararse con anticipación y trabajar con grupos de prepensionados.

Al final, Provida piensa crear una bolsa de trabajo con todos sus alumnos, promover diversos contactos y permitir que las personas adultas se desempeñen en el área que eligieron.

Como complemento a este programa, en junio Provida iniciará la formación y capacitación profesional en las áreas médicas, paramédicas y multidisciplinarias para mejorar la atención a la población anciana en cualquier parte de Colombia.

En enero de 1991 se realizará otro proyecto de educación masiva a través de la prensa, la radio y la televisión, con el fin de preparar, educar personal de todo nivel social, cultural, para el envejecimiento y además rescatar el respeto y el amor por las personas mayores.

Por ahora, la palabra la tienen los adultos mayores de 49 años, quienes darán su toque de seriedad, disciplina y esfuerzo a las universidades...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.