EXPORTADORES COLOMBIANOS LE HACEN EL QUITE A LA CAÍDA DEL DÓLAR

EXPORTADORES COLOMBIANOS LE HACEN EL QUITE A LA CAÍDA DEL DÓLAR

El aumento de los precios de productos básicos como el petróleo, el carbón y el níquel, el alto crecimiento de Venezuela, nuestro segundo socio comercial, las mayores ventas a países como Ecuador y Perú, el sacrificio en márgenes de rentabilidad y el posicionamiento en Centroamérica, explican el auge de las exportaciones colombianas, que batirán una marca en el 2004. (VER GRAFICO: CRECIMIENTO DE LAS EXPORTACIONES - EXPORTACIONES POR PAIS DE DESTINO)

12 de enero 2005 , 12:00 a.m.

El aumento de los precios de productos básicos como el petróleo, el carbón y el níquel, el alto crecimiento de Venezuela, nuestro segundo socio comercial, las mayores ventas a países como Ecuador y Perú, el sacrificio en márgenes de rentabilidad y el posicionamiento en Centroamérica, explican el auge de las exportaciones colombianas, que batirán una marca en el 2004.

(VER GRAFICO: CRECIMIENTO DE LAS EXPORTACIONES - EXPORTACIONES POR PAIS DE DESTINO).

Cuando aún falta contar lo ocurrido entre octubre y diciembre, se estima que las ventas de Colombia al exterior el año pasado superaron los 15.500 millones de dólares, justo en un año donde el sector exportador prendió las alarmas por la caída del 14 por ciento en el precio del dólar.

Según cifras del Dane y Proexport las exportaciones totales entre enero y octubre del año pasado llegaron a 13.300 millones de dólares, 24 por ciento más frente a igual periodo del 2003. Estimativos de la Dian señalan que a noviembre las ventas ascienden a 14.800 millones de dólares.

Este auge exportador no es exclusivo de Colombia. Otros países latinoamericanos como Venezuela, Chile, Perú y Ecuador registrarán crecimientos históricos. Las exportaciones venezolanas crecieron 44 por ciento y las chilenas alrededor del 40 por ciento.

En el caso de las ventas tradicionales colombianas (café, petróleo carbón y ferroníquel) su buen desempeño está explicado por el disparo de las cotizaciones internacionales. Por ejemplo, el precio del barril de crudo pasó de 26 a 43 dólares.

En el caso de las exportaciones no tradicionales, entre las que se encuentran productos manufacturados y agropecuarios, los aumentos obedecen a la mayor demanda de los países andinos destacándose sectores con elevados aumentos como el automotor (207 por ciento), textiles y confecciones (33 por ciento), metales y manufacturas (50 por ciento), fundición de hierro (58 por ciento), animales (81 por ciento) y alimentos, bebidas y tabaco (19 por ciento), entre otros.

El presidente de Proexport, Luis Guillermo Plata, dijo que los empresarios le han hecho el quite a la caída del dólar mediante ajustes en sus empresas a través de la reducción en los márgenes de utilidad y mejoras en la competitividad, lo que llevará a que en el 2004 las exportaciones no tradicionales superen la barrera de los 8.500 millones de dólares, una cifra récord y un 25 por ciento más que en el 2003.

No hay que llorar tanto.

Para el presidente de Tecnoquímicas, Emilio Sardi, si bien con un dólar más caro los exportadores podrían haber recibido mayores ingresos en pesos, se han lanzado a la consolidación de nuevos mercados. En el caso de su empresa están en proceso de establecer operaciones en países vecinos como Venezuela, a través de una sede de ventas, y consolidarse en Ecuador donde esperan este año un crecimiento en las ventas del 38 por ciento.

Aunque reconoció que es muy difícil salir a vender al exterior, Tecnoquímicas lo está haciendo gracias a que exportan productos de calidad, a buenos precios, y son expertos en hacer mercadeo.

"Cada uno habla según como le fue en la fiesta. Aquí en Colombia había unos señores que molían devaluación y ganaban mucho pero ahora con la caída del dólar van a tener que pensar en cómo ser más competitivos", dijo Sardi quien sostuvo que con la revaluación los exportadores se están despertando porque saben que no pueden seguir con la lloradera.

Las exportaciones del sector automotor estuvieron jalonadas por las ventas a Venezuela, país cuya economía creció el año pasado alrededor del 16 por ciento. Así lo confirma José Román, gerente de Mercadeo de Colmotores, quien dijo que la demanda en el vecino país estuvo muy dinámica, razón por la cual están desarrollando un plan para vender más unidades.

Para Enrique Camacho, presidente de la compañía de maderas Pizano S.A., con el crecimiento de los precios internacionales de esta materia prima el año pasado lograron aumentos de las exportaciones del 35 por ciento, con lo cual compensaron las pérdidas por la revaluación.

Sin embargo, la situación ha sido difícil por la competencia de maderas importadas de Venezuela, que están llegando a precios bajos, teniendo en cuenta que la devaluación en el vecino país fue del 20 por ciento. La empresa está presente en Estados Unidos y en los países centroamericanos, que aunque tienen consumos pequeños ofrecen buenas posibilidades.

"Aunque hemos incorporado mayor valor agregado a las láminas de madera, nos estamos especializando en nichos de mercado y estamos incursionando con fuerza en los países centroamericanos. Somos conscientes de que si continúa la caída en el dólar el negocio se resentirá", anotó el empresario quien espera que los buenos precios internacionales se mantengan teniendo en cuenta el auge de la construcción en China, Europa y Estados Unidos.

NO TODOS CANTAN VICTORIA.

El crecimiento en las exportaciones colombianas no fue generalizado y, por el contrario, varios sectores se vieron muy afectados y registraron perdidas considerables. Ese es el caso de los productos agrícolas entre los que se encuentran las flores y el banano, que estiman reducciones en sus ingresos de 180 millones de dólares el año pasado.

Contrario a lo que ocurrió con las cotizaciones del petróleo o el carbón, en el caso de estos productos los precios se mantuvieron estables, razón por la cual la caída del dólar los afectó sustancialmente, al punto de que el Gobierno tuvo que adoptar un paquete de medidas, que contempló compensaciones económicas por 180.000 millones de pesos a estos dos sectores.

Entre enero y octubre del 2004 los productos que registraban caídas en sus ventas al exterior estaban los siguientes: azúcar (-9,41 por ciento), pescados y otros (-7,6 por ciento), banano (-3,) por ciento), vegetales (-0,4 por ciento), plantas y productos de la floricultura (-0,2 por ciento), frutos comestibles (-2,1 por ciento).

El sector exportador cuantificó en 3,2 billones de pesos los menores ingresos por la caída del dólar en todo el 2004, teniendo en cuenta que los empresarios hicieron presupuestos con una tasa de cambio de 2.800 pesos y la divisa cayó por debajo de los 2.400 pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.