Secciones
Síguenos en:
ONG JUGARON PAPEL CLAVE EN CARTAGENA

ONG JUGARON PAPEL CLAVE EN CARTAGENA

Buena parte del triunfo del gobierno del presidente Alvaro Uribe en la pasada cumbre de Cartagena se debió paradójicamente -según varios asistentes consultados- a las ONG.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
08 de febrero 2005 , 12:00 a. m.

Buena parte del triunfo del gobierno del presidente Alvaro Uribe en la pasada cumbre de Cartagena se debió paradójicamente -según varios asistentes consultados- a las ONG.

Se ha considerado un triunfo del Gobierno, porque la Declaración de Cartagena, dada a conocer el jueves por los 34 países participantes, acogió en gran parte la visión del equipo de Uribe sobre la problemática del país y porque registró como un avance el panorama de hoy con respecto al de hace un año y medio, cuando se produjo la primera declaración de este grupo de trabajo (conocido como G-24) tras la cumbre de Londres.

Y en ese resultado, jugaron un papel clave muchas de las ONG que en distintas ocasiones han tenido situaciones de tensión con la Casa de Nariño.

Por qué? Cuando llegaron los diplomáticos el miércoles a Cartagena a darle los últimos toques a lo que sería el texto definitivo de la Declaración empezó a gestarse una especie de rebelión .

El embajador de un país nórdico dijo que él no estaba dispuesto a firmar el texto tal y como estaba planteado y a él se le empezaron a unir otros más. En total, cinco de ellos salieron de la reunión para discutir qué posición debían tomar.

La situación era preocupante para el Gobierno, pues las dos páginas de la declaración venían siendo preparadas desde semanas atrás por el comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, la canciller Carolina Barco y los embajadores de Brasil, España y Canadá, elegidos como Troika para representar a los 34 países.

Y la solución llegó de donde menos algunos esperaban. Ese miércoles se logró un acercamiento entre la Iglesia, las ONG y los gremios, que tras sostener una reunión lograron llegar a un consenso que podría considerarse histórico.

En él, los gremios reconocían que observaban con preocupación "la persistencia de la crisis humanitaria" y destacaban la urgente necesidad de terminar con "el conflicto armado interno" mediante la "solución política negociada". El tono de esa reunión y el de la declaración convencieron a los diplomáticos en rebelión , aseguran varios de los asistentes, quienes finalmente consideraron que el texto como estaba planteado valía la pena.

ONG destacan puntos de Declaración.

Uno de los participantes de la cumbre, Eneko Landaburo, director de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, consideró "muy positiva" esta reunión de la víspera. "Se vio que había un espíritu de diálogo", dijo.

A su juicio, lo bueno de la Declaración de Londres (en julio del 2003) es que puso enfrente a un gobierno con autoridad, a la comunidad internacional y a la sociedad civil para "encontrar soluciones de diálogo e ir hacia políticas" que resuelvan esta situación dramática.

Un comunicado de las ONG después de la Declaración destaca que aspectos como la lucha contra la impunidad y la urgencia de enfrentar la crisis humanitaria quedaron en la Declaración, al igual que las preocupaciones del consenso con los gremios y la Iglesia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.