MURIÓ MADRE DE 2 JÓVENES DESAPARECIDOS EN ECUADOR

MURIÓ MADRE DE 2 JÓVENES DESAPARECIDOS EN ECUADOR

La colombiana Luz Elena Arismendi de Restrepo, madre de dos jóvenes desaparecidos en manos de la policía ecuatoriana hace seis años, pereció en un accidente de carretera ayer aquí, según informó su esposo, de la misma nacionalidad, Pedro Restrepo. La señora Arizmendi de Restrepo se había destacado por una intensa campaña reclamando justicia en torno a la desaparición de sus hijos adolescentes Pedro y Carlos Restrepo.

04 de julio 1994 , 12:00 a. m.

Luz Elena no estaba en la marcha iniciada desde Yambo (una laguna ubicada a 95 kilómetros al sur de Quito), ella venía en auto del litoral y teníamos que unirmos a la manifestación mañana a su entrada a esta capital , explicó Pedro Restrepo, conmocionado por el insuceso.

Inicialmente, la presidenta de la Comisión Ecuménica de los Derechos Humanos, Elsi Monge, había anunciado su fallecimiento, pero creía que había sido mientras ella participaba en la marcha, iniciada con el objetivo de llegar hasta la Corte Suprema de Justicia de Ecuador para protestar por un fallo reciente relacionado con la desaparición de sus dos hijos.

Un testigo ocular reveló a los familiares de los Restrepo que un camión pesado chocó de frente con el auto en que venía Luz Elena, su hija María Fernanda y otros parientes, en la zona de Aloag, 130 kilómetros al este de Quito. María Fernanda y los otros acompañantes resultaron heridos.

Los esposos Restrepo se convirtieron aquí en un símbolo de la lucha por la vigencia de los derechos humanos, por una tenaz y permanente protesta en demanda de justicia por la desaparición de sus dos jóvenes hijos nacidos en Ecuador.

Una comisión internacional conformada por delegados de organismos internacionales y colombianos, a solicitud del ex presidente ecuatoriano Rodrigo Borja (1988-92), concluyó que los jóvenes fueron apresados, torturados, asesinados y desaparecidos por agentes policiales, en enero de 1988.

La firme protesta de Pedro Restrepo, su esposa y la única hija que les queda, María Fernanda, ha permitido cambiar en alguna medida el comportamiento de la policía ecuatoriana, golpeada por descréditos que han sacudido hasta a los miembros de su cúpula.

Por ahora, un informe de una comisión presidencial ha sido entregado al ministerio del Interior, para que inicie investigaciones y sanciones en contra de oficiales y policías involucrados en delitos, según confirmó ayer el jefe de estado, Sixto Durán Ballén.

En una reciente resolución de la Corte Suprema de Justicia se excluyó del juicio a varios oficiales, entre ellos al ex comandante Gilberto Molina, quien se fugó de un cuartel policial a donde fue trasladado tras ser apresado cuando intentaba abandonar el país.

La resolución molestó a los Restrepo y un grupo de activistas de los derechos humanos camina desde Yambo a esta capital. En las aguas de la laguna de Yambo, según la confesión de un agente policial, habrían sido arrojados los cuerpos sin vida de los jóvenes Restrepo.

Pedro Restrepo considera que la muerte de sus hijos (15 y 17 años entonces) es un crimen de Estado, puesto que hasta los ministros de Gobierno llegaron a encubrir a los responsables del asesinato y porque el Estado no brinda las garantías y justicia a todos los ciudadanos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.