RECONVERSIÓN DEBE LIGARSE AL POTENCIAL EXPORTADOR

RECONVERSIÓN DEBE LIGARSE AL POTENCIAL EXPORTADOR

Medir la productividad en términos físicos en vez de monetarios, crear comités sectoriales y flexibilizar los plazos para pagar los intereses de la financiación de la reconversión, son algunas de las sugerencias que hacen los industriales al Gobierno con respecto a la modernización y apertura de la economía . En efecto, la Asociación Nacional de Industriales (Andi), a través de su presidente, Fabio Echeverri Correa, hizo estos planteamientos en carta dirigida al gerente del Instituto de Fomento Industrial (IFI), Rodrigo Villamizar, una vez conocido por el gremio el papel que la entidad desempeñará dentro del plan de reconversión industrial.

28 de enero 1991 , 12:00 a.m.

La Andi reconoce con satisfacción que luego de discutirse por años el tema de la reestructuración y apertura este Gobierno haya diseñado los lineamientos de la reconversión industrial por intermedio del IFI. Y resalta la concepción estratégica y selectiva, además de estímulos para los sectores e industrias que se acojan al plan, aplicada acorde a las prioridades del desarrolo industrial.

Sinembargo, la Andi difiere del Gobierno respecto de los criterios para seleccionar los sectores que se acojan a la reconversión. Evitar distorsiones Argumenta el gremio que pese a que es común calcular la productividad con base en las variables valor agregado per cápita o el valor de la producción per cápita, pueden presentarse distorsiones no solo entre los distintos sectores nacionales sino aún al hacerse una comparación con los similares de otro país.

Explica la Andi que el valor agregado al referirse a la remuneración de los factores productivos (ganancias y salarios), un sector cualquiera que tenga alta rentabilidad quedaría determinado como de alta productividad, lo cual no siempre es cierto, pues los márgenes de rentabilidad dependen de muchos elementos y la productividad es uno de ellos .

Según el gremio de los industriales, el manejo de las tasas de cambio o la estructura de impuestos o de tarifas, daría lugar a diferencias grandes en el valor agregado de un sector con referencia al mismo de otro país.

Por ello, sugiere que sería conveniente adelantar estudios para medir la productividad en términos físicos y no en valores monetarios. Asimismo, señala que es necesario evaluar la competitividad de un sector en los mercados mundiales en las mismas condiciones de producción de otros países.

Con respecto a esto, la Andi agrega que para medir el potencial de un sector en el mercado externo, dentro del orden de prioridades para la modernización, es necesario hacerlo siempre y cuando se remuevan las ineficiencias ajenas a él.

En este sentido, se precisa de un sistema de indicadores de productividad internacional, medida en términos físicos, que permita orientar las decisiones para saber hasta dónde puede llegar un detreminado sector industrial .

El aporte a las exportaciones, a la producción industrial o a la generación de empleo, bases que el Gobierno tomará para medir la factibilidad de un sector para reconvertirlo, pueden encubrir de antemano, según la Andi, el impulso y el desarrollo de sectores que si se someten a una serie de adecuaciones en sus condiciones de producción, podrían tener amplias perspectivas de competencia internacional.

De otro lado, los comités sectoriales de reconversión propuestos por el gremio contarían con la presencia de representantes del Gobierno y empresarios, quienes definirían los planes y programas para cada sector. Lo convenido en cada uno de esos entes requeriría de una gerencia única que ejecute lo convenido. Préstamos blandos Y acerca del cálculo de 2.500 millones de dólares que cuesta la modernización de los cinco sectores industriales (agroindustria, calzado y cueros, textiles, siderúrgico y metalmecánico y automotriz) la Andi señala que los pagos por el solo concepto de intereses llegaría a los 600 mil millones de pesos anuales.

Esa cifra de intereses es cercana al conjunto de las utilidades de todo el sector manufacturero del país y por ello el gremio propone el diseño de condiciones favorables y plazos amplios, porque de lo contrario los programas de reconversión se bloquearían.

Con relación a lo anterior se propone al Gobierno un sistema de depreciación flexible y exenciones en el IVA para los bienes de capital importado o producido internamente.

Otra propuesta que se suma a las mencionadas es sobre el estímulo para relocalizar algunas industrias cerca a los puertos, sobre lo cual la Andi señala la necesidad de apoyo específico para este propósito e involucrarlos dentro del programa de reconversión, contando con una adecuada infraestructura física y de servicios públicos.

El plan de reconversión contempla la permanencia de incentivos a la duración del programa, aún en los casos en que estos se cumplan antes del tiempo inicialmente establecido. Para la Andi esto podría desestimular la aceleración de los programas que se plasmen antes del tiempo fijado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.