EL CIELO SE LLENÓ DE GLOBOS

EL CIELO SE LLENÓ DE GLOBOS

El cielo de Envigado se llenó de figuras y colores con 30 globos solares que la empresa de inflables Bimana le regaló a la ciudad, en la Cuarta Fiesta del Globo Solar, el pasado 31 de diciembre.

03 de enero 2005 , 12:00 a.m.

El cielo de Envigado se llenó de figuras y colores con 30 globos solares que la empresa de inflables Bimana le regaló a la ciudad, en la Cuarta Fiesta del Globo Solar, el pasado 31 de diciembre.

Este festival, único en el país, se lleva a cabo desde hace seis años y sus objetivos son conservar la tradición de los globos y promocionar el plástico como material alternativo para disfrutarlos de una manera segura, en las festividades decembrinas.

Los globos solares son esferas de aire caliente que sólo utilizan la radiación térmica del sol para levantar su carga. Son una técnica todavía experimental que aparte de tener usos deportivos, aparece en Navidad para divertir con los animales y objetos que nunca se imaginaron volando por el cielo.

Figuras en plástico, buenos vientos, un poco de sol y un tanto de calor fueron los ingredientes necesarios para que los 30 globos solares, cuyas medidas oscilaron entre 10 y 50 metros, surcaran el cielo, después de 30 minutos expuestos a la energía solar y gracias al aire que se calienta dentro de la figura.

Alejandro Uribe aplica todos sus conocimientos de diseño gráfico en su trabajo con los inflables y en la labor que desempeña durante todo el año, pensando en los motivos que decorarán el cielo de diciembre.

Para el 2004 el creativo de Bimana tuvo en cuenta pinginos, ballenas, dragones, grillos y mariquitas, además de dos homenajes. El primero consistió en cinco balones de fútbol y un cojín con un mensaje alusivo a la fortaleza, que fueron elevados en honor a Luis Fernando Montoya.

El segundo fue para los globeros de Brasil, considerados por Bimana los mejores del mundo, con un trompo de 25 por 15 metros, ya que ésta es la figura tradicional de los globos en esa nación.

"La diferencia entre los globos solares y los de papel es la fuente de calor. Los globos de papel reciben el calor por una llama que le dará vuelo por un corto tiempo, a diferencia de los solares, los cuales se elevan por la energía que da el sol, y les permite recorrer largas distancias", afirma Uribe, encargado del diseño de las figuras y la elaboración de los globos, que comienza el primero de diciembre.

Desde 1.000 pesos en adelante se pueden conseguir los globos solares de un metro por tres metros. El precio varía según el tamaño, y supera el de los globos convencionales debido al material, el colorido, el tamaño y la duración cuando está elevado.

Desde ya, Alejandro y su equipo de trabajo piensan las figuras que decoraran el cielo a finales de 2005, cuando cerca de 15.000 personas se reúnan para ser testigas del espectáculo que con un buen viento y una cálida temperatura anunciará la Navidad y la llegada del 2006.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.