ONCE UNIFORMADOS MUERTOS EN EL SUR

ONCE UNIFORMADOS MUERTOS EN EL SUR

Once militares y policías muertos y un número incierto de heridos dejaban hasta ayer dos ataques de las Farc en Nariño y Putumayo. (VER INFOGRAFIA: ULTIMOS ATAQUES EN EL SUR DEL PAIS)

24 de marzo 2005 , 12:00 a.m.

Once militares y policías muertos y un número incierto de heridos dejaban hasta ayer dos ataques de las Farc en Nariño y Putumayo.

(VER INFOGRAFIA: ULTIMOS ATAQUES EN EL SUR DEL PAIS).

El más grave se presentó en la vía que comunica a Puerto Leguízamo con el corregimiento de La Tagua, en Putumayo, donde cayeron diez infantes de Marina y dos soldados en una emboscada de la guerrilla.

El grupo escoltaba a una juez que se desplazaba hacia la zona rural, cuyo recorrido es de 25 kilómetros y tarda unas dos horas y se realiza en vehículo y algunos tramos a pie. El hecho ocurrió entre las 7 y las 8 de la mañana, pero vino a ser reportado solo a las 10 a.m. por la dificultad de comunicaciones de la zona.

El comandante de la Armada Nacional, almirante Mauricio Soto, reveló que al paso de la patrulla fueron colocadas cargas explosivas y después fueron atacados con tiros de fusil y metralla. Los diez infantes murieron todos en el lugar de la emboscada.

Los militares muertos fueron identificados como el teniente de navío, Milton Halbin Bermúdez; suboficial tercero Rubén Alfredo García; marinero primero, Luis Alexander Jiménez; cabo tercero del Ejército, Yesid Rojas Losada; los infantes de Marina profesionales: Samuel Quintero, Alexander Moscoso, Luis Morales, Luis Rodríguez; y el infante de marina regular, Carlos Mario Ceballos, y la teniente de corbeta, Laura Rocío Prieto Forero.

Esta última era la juez de Puerto Leguízamo que se desplazaba a la Tagua para adelantar una diligencia judicial. Un suboficial que iba en el convoy resultó ileso.

"Este es uno de los ataques más duros que ha habido en esta zona que había estado relativamente tranquila en estos días", dijo el secretario de Gobierno del Putumayo, James Escobar.

En la tarde se esperaba el regreso de una comisión que partió desde Leguízamo para verificar lo ocurrido.

El otro hecho, atribuido a la columna Mariscal Sucre de las Farc, se registró también en la mañana en la vía que comunica a los corregimientos de Palpis y Ospina Pérez en jurisdicción de Ricaurte (Nariño).

Allí una patrulla de la Policía que realizaba controles sobre la vía fue atacada por los insurgentes. El saldo de esta acción fue un uniformado muerto y otros siete heridos. El agente que falleció era el patrullero Wilson de Jesús Zapata, de 25 años y natural de Medellín. Los heridos son John Chaparro, Oscar García, José Rodríguez, Benjamín Rojas, Oscar Ayala y el mayor Marlon Aux. García ayer fue sometido a una cirugía.

La zona sur del país, conformada por los departamentos de Putumayo y Nariño ha sufrido este año al menos cuatro grandes ataques de las Farc que han costado la vida a 35 militares y a un civil.

El más dramático ocurrió el primero de febrero cuando fue borrada la estación fluvial de Iscuandé (Nariño) por cilindros de gas de la guerrilla y asesinados 16 infantes de Marina. Al día siguiente, murieron ocho militares y un civil, cuando un camión del Ejército cayó en un campo minado en el corregimiento de Santana cerca de Puerto Asís (Putumayo).

El pasado 7 de febrero siete vehículos de transporte público intermunicipal fueron incinerados por los subversivos en la vía que comunica a Pasto con Tumaco.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.