LA RESURRECCIÓN DEL WOODSTOCK CRIOLLO

LA RESURRECCIÓN DEL WOODSTOCK CRIOLLO

Tirado en una playa de San Andrés, bajo los efectos del LSD, vio en el cielo el festival hippie más grande en la historia de Colombia.

03 de marzo 2005 , 12:00 a.m.

Tirado en una playa de San Andrés, bajo los efectos del LSD, vio en el cielo el festival hippie más grande en la historia de Colombia.

A los dos meses, después de probar los hongos que crecían en las frías praderas de Ancón, en el corregimiento La Tablaza, del municipio de La Estrella (Antioquia), supo que esa explanada de 50.000 metros cuadrados era el lugar indicado para materializar su visión.

El protagonista de esta historia es Gonzalo Caro, más conocido como Carolo , que en junio de 1971 organizó allí un festival de rock donde la marihuana, la paz y el amor congregaron a cerca de 100.000 jóvenes que pagaron una entrada de 13 pesos con 20 centavos para hacer de Ancón su casa por 3 días. Ese fue el Woodstock colombiano .

Caro, ex catador profesional de marihuana en Amsterdam y convertido hoy en un anacrónico hippie de 56 años, piensa revivir el fenómeno de Ancón este fin de semana (ver recuadro).

Y lo hará en los mismos prados húmedos que albergaron el espectáculo original, que armó todo un escándalo entre la tradicional sociedad antioqueña de la época por los primeros destapes abiertos de consumo de droga y sexo libre que se veían en el país.

El encuentro fue calificado en la prensa de entonces como "degradante y repulsivo" por monseñor Tulio Botero, arzobispo de Medellín. En esa misma línea se refirieron a él las asociaciones de colegios privados, el Director del DAS y los vecinos de Ancón.

"El festival le quitó la virginidad a Medellín. Por eso pusieron el grito en el cielo los curas, los políticos y las mamás de las que llegaron niñas y salieron hippies", dice Carolo , que aún carga en las medias su dosis personal de cannabis.

La cosa se volvió tan complicada que terminó costándole la cabeza al alcalde de Medellín, Alvaro Villegas Moreno. Meses antes, este político tradicional del Partido Conservador había presentado su renuncia ante el Gobernador, de modo protocolario. La carta no había sido respondida, y la coyuntura del escándalo de Ancón fue el argumento para aceptarle el retiro.

El festival de este año no parece generar mucha resistencia, ni se le conocen aún enemigos. Sin embargo, es seguro que va a tener varios controles importantes.

Alfaro García, presidente del Concejo de La Estrella, por ejemplo, aclara que no se opone al festival de rock sino al mensaje subliminal de permisividad con la droga. Por eso, él está liderando una iniciativa para restringir la entrada a Ancón, que ya fue firmada por 10 de los 15 miembros de la corporación.

En este sentido, el alcalde Carlos Alberto Muñoz confirmó que "está listo un dispositivo de seguridad para todo el perímetro del festival, con la Policía y vigilancia privada, cuyo objetivo es controlar el ingreso de alucinógenos y licor". Además, informó el mandatario, los organizadores contarán con el apoyo de la dirección seccional de salud.

Ancón 2005.

Música de los años 60, heavy metal, grunge, punk, rock alternativo, pop y otros géneros sonarán por cuenta de las 41 bandas de rock confirmadas para tocar en el Festival de Ancón 2005, del 4 al 6 de marzo.

Los asistentes contarán con una zona de espectáculos, un área para 150 carpas con duchas y unidades sanitarias, y un bulevar de restaurantes, bares y tiendas artesanales. También habrá fogatas, cuenteros y recitales de poesía.

"El domingo por la noche queremos terminar la reunión fumando la pipa de la paz y enterrando el hacha de la guerra", adelanta Carolo , el organizador, que calcula en 40.000 el número de espectadores durante los 3 días de fiesta.

Más información en www.ancon.unlugar.com.

FOTO.

El festival de Ancón fue el primer destape evidente en el país de amor libre y consumo de droga. Fueron tres días de rock en un intento por copiar el famoso Woodstock llevado a cabo en Bethel (estado de Nueva York) en 1969.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.