Secciones
Síguenos en:
EL DEPORTE SE ESTÁ TOMANDO EL REFAJO

EL DEPORTE SE ESTÁ TOMANDO EL REFAJO

Aquí entre nos, ojalá que Julio Mario Santo Domingo y Carlos Ardila Llle, presidentes de los grupos económicos más poderosos del país, sigan bravos por muchos años más. Mientras que continúen disgustados entre ellos, en medio de las polas y las colas, el gran refajo verdaderamente se lo está tomando el deporte colombiano...

Que quede muy en claro que no se trata de una pugna de gastar por gastar, como se ha interpretado morbosamente en algunos sectores. En el mundo entero, y para citar solo un ejemplo, Coca Cola y Pepsi Cola mantienen un lucha a muerte por conquistar el patrocinio de certámenes y de figuras que, finalmente, representan una buena imagen.

Y es que la vinculación con el deporte de Postobón y Bavaria, por mencionar los productos estrella, no solamente data de muchos años, sino que ambas han entendido que la actividad muscular es un excelente vehículo publicitario.

Por eso, el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Juan José Bellini, por ejemplo, estaba radiante el lunes pasado luego de firmar el respectivo contrato que liga a todas las selecciones nacionales a la firma Bavaria hasta 1998.

En un país como el nuestro, en el que por física falta de recursos no se le puede garantizar al menos la educación y la salud a la niñez, contar con el billete necesario para mantener en actividad a los cuadros nacionales en los próximos cinco años con posibilidad de prolongar el contrato, tiene que ser una noticia que debe despertar satisfacciones y alegría.

Igualmente, Postobón acaba de asegurar el patrocinio del torneo semiprofesional de baloncesto, el llamado torneo de criollos , y de ratificar que una vez más le dará la mano al pedalismo de pista, que tanto la necesita.

Pero precisamente, en medio de esta bonanza es cuando el deporte colombiano y, sobre todo, sus dirigentes tienen que tomar conciencia de que la gallina de los huevos de oro no hay que ahorcarla y, por el contrario, tratar de canalizar los enormes esfuerzos de la empresa privada en grandes programas, en capacitación, en organización.

Y no que suceda lo que por estos días acontece en el baloncesto. Que el presidente de la Federación salga casi que alegremente a decir que su entidad desconoce a la división superior, ente que se creó con el propósito de darle vida rentada a esta disciplina, que hace mucho años está en mora de despegar.

No puede ser y no tiene ninguna explicación que se eche por la borda el patrocinio de una empresa seria y sólida.

Por otra parte, el hecho de que estos dos grandes grupos tengan acciones y poder en algunos de los más importantes medios de comunicación radiales no significa que los periodistas les tengan que vender su opinión o su objetividad a sus respectivos patrones.

Pero como también nunca faltan los excesos, bien vale la pena recoger la solicitud muy cordial y serena que le formularon en la mañana del lunes pasado, en el Hotel Tequendama, los técnicos Francisco Maturana y Hernán Darío Gómez y Bellini a Augusto López Valencia, presidente del Grupo Santo Domingo: Un poco de mesura, menos agresividad y, claro, algo de objetividad frente a la Selección Colombia de parte del locutor Edgar Perea.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.