PASIÓN POR LA LITERATURA

PASIÓN POR LA LITERATURA

En el mundo literario, Moisés Melo es bien conocido. Es un buen lector, de tres o cuatro libros por semana. También gusta de la jardinería y la cocina; pero su verdadero amor son los libros, pues considera que leer libera y enriquece.

15 de enero 2005 , 12:00 a.m.

En el mundo literario, Moisés Melo es bien conocido. Es un buen lector, de tres o cuatro libros por semana. También gusta de la jardinería y la cocina; pero su verdadero amor son los libros, pues considera que leer libera y enriquece.

Nació hace 60 años en Medellín. Estudio sociología pero abandonó su carrera para dedicarse a la edición de libros, su verdadera pasión. Fundo la editorial Oveja Negra recién salido de la universidad y desde entonces, prácticamente sin ninguna interrupción, se ha dedicado al mundo editorial. La única pausa que hizo fue cuando trabajó en el Instituto Colombiano de Cultura, durante la dirección de Amparo Sinisterra de Carvajal, entre los años 1983 al 1986.

Al finalizar sus funciones como subdirector de Colcultura se fue a trabajar con Editorial Norma donde estuvo 17 años, dedicado a contagiar la pasión por los libros y la lectura, tanto a viejos, como a nuevos lectores y a diversificar el desarrollo editorial inicial de textos y libros infantiles a la literatura y el ensayo. Ahora, recién jubilado, puede dedicarse a leer y a tratar de subsanar lo que considera el más serio problema; la difusión. "Publicar es fácil, pero la difusión es difícil. Hacer que el público se entere de nuevos títulos que se publican es una tarea complicada", asegura.

Por ello creó la nueva revista Piedepágina, un espacio bimestral para hablar de libros y facilitar el acceso al libro por la vía de la información.

"Hubo una época, hace muchos años, en que los intelectuales latinoamericanos se comunicaban entre ellos. Leíamos revistas publicadas en Argentina y México y estábamos al tanto de lo que circulaba en Latinoamérica, dado que Colombia no era un país editor. Ahora, el desarrollo de la industria editorial creó un fenómeno paradójico que fue el aislamiento; perdimos el contacto y se debilitó la información. Nos convertimos en países aislados con fronteras que pueden ser barreras de comunicación", asegura el editor. Según él, no existen canales de comunicación entre los países latinoamericanos, el circuito se rompió y no se ha vuelto a armar. Pero en medio de todo es optimista y cree que se puede volver a integrar.

"Los medios le dedican poco espacio a la difusión. Los registros y reseñas son mínimos, comparado con los títulos que anualmente se publican", añade. Con Piedepágina, Moisés Melo piensa que se puede subsanar en parte este problema. Su revista espera ser un punto de encuentro para los lectores y un espacio enriquecedor para hablar de libros. "Existen muchos prejuicios con respecto a los libros, como que son costosos, cosa que él asegura no corresponde a la realidad. "En el mercado legal de libros, existe una enorme variedad de precios, muchos razonables y menos costosos si se comparan con el mercado internacional".

FOTO.

MOISES MELO dirige la revista Piedepágina , para promover la información en torno a la literatura.

Mauricio Moreno /EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.