TIRE Y AFLOJE POR EL SALITRE

TIRE Y AFLOJE POR EL SALITRE

Hoy sigue la diligencia de embargo de los bienes del parque Salitre Mágico, una de las atracciones más visitadas. (VER CUADRO: INVERSION DE REFORESTACION Y PARQUES)

03 de junio 2005 , 12:00 a.m.

Hoy sigue la diligencia de embargo de los bienes del parque Salitre Mágico, una de las atracciones más visitadas.

(VER CUADRO: INVERSION DE REFORESTACION Y PARQUES).

La acción (ordenada por la magistrada Nelly Villamizar) tiene lugar en medio de una polémica sobre la forma en que se arrendó, hace 11 años, un bien de uso público a una empresa privada -Reforestación y Parques- que hoy pertenece al Grupo Mágico de México.

A lo anterior se suma el hecho que, según el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Recreación y Parques le adeuda al Distrito 21.854 millones de pesos por inversiones no realizadas desde que asumió el negocio, en 1998. A pesar de la controversia, tanto la empresa como el Distrito aseguran que el parque continuará prestando sus servicios.

Desde 1995, el parque ha sido objeto de controversias. En el 2003, con los mexicanos en el negocio, se interpuso una acción popular que reclama que El Salitre, de uso público, no podía arrendarse a particulares. La compañía ya apeló. No obstante sus directivos, argumentan falta de garantías y posibles intereses políticos. "Es aberrante que la inversión extranjera se sujete a esto", dice Rodrigo Botero, gerente de Reforestación y Parques.

La historia.

En 1994, en la alcaldía de Jaime Castro, El Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) arrendó el parque a la empresa Recreación y Parques amparándose en un decreto de 1993 y le delegó la administración del parque Simón Bolívar.

Según el contrato, pagaría un arrendamiento sobre los ingresos brutos. Empezaron con el 4 por ciento el primer año e iban subiendo un punto anualmente. A partir del octavo año pagarían el 10 por ciento. El promedio de pagos fue de 296 millones de pesos anuales.

En la alcaldía de Antanas Mockus (1995-1997), el director del IDRD, Guillermo Peñalosa, modificó el contrato. Quitó la administración del Simón Bolívar, retomado por el IDRD, lo que generó suspicacias pues Peñalosa estuvo en la junta directiva de Reforestación y Parques (ver recuadro).

En la alcaldía de Enrique Peñalosa (1998-2000), Reforestación y Parques le vendió la mayoría de sus acciones al grupo Mágico de México y el contrato se modificó de nuevo. Se estableció un arrendamiento del 4 por ciento mensual sobre las utilidades brutas, con una base mínima de 800 millones de pesos. El monto de la inversión subió a 42.000 millones.

Detrimento?.

Cuando en 1998 el grupo Mágico entró al negocio, asumió la adecuación de El Salitre. La inversión de 42.000 millones de pesos incluía, además, un delfinario, un zoológico y una concha acústica. Pero en agosto del 2001, el Departamento Administrativo del Medio Ambiente (DAMA) negó los permisos para el delfinario y el zoológico. Por esto la Contraloría argumentó detrimento, aunque luego, en octubre del 2003, declaró nulo el proceso por colisión de competencias con la General, que hoy adelanta el caso.

Para Botero, la obligación era cumplir el tope de la inversión. "Trajimos montañas rusas, casa del terror y reformamos el aquaparque". Y dice que seguirán funcionando.

La magistrada cumplirá con el embargo. "Pero me enteré de que las atracciones están bajo leasing (arriendo) y esto cambia el proceso". La compañía responde que "las atracciones se cambian constantemente, pero ahí está la inversión".

Botero advierte: "Si perdemos, nuestra demanda de indemnización sería de, mínimo, 50 millones de dólares".

Patricia González, directora del IDRD, afirma que "el parque El Salitre es un bien de uso público y no se podía arrendar sino dar en concesión a través de una licitación".

ATRACCIONES.

Cuando el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) le entregó el parque El Salitre a Recreación y Parques, por 15 años, según contrato 136 de 1994, le anexó, entre otras atracciones, carrusel japonés, aviones mecánicos, sombrillas espaciales, montaña rusa, oruga mecánica, mini tren, pulo mecánico, rueda panorámica, motos mecánicas, rueda de Chicago, carrusel, casino, ruedas centrífuga y triple y tazas de té.

Reforestación y Parques, según escritura 5168 del 10 de junio de 1994, fue constituida por Guillermo Peñalosa (Inversiones Lindaraja y Cia S.E.C.), Rodrigo Escobar, Ana de Hart (Recrear Ltda.), Rodolfo Prieto (Esparcimiento Ltda.); Martín Ibarra; Diana Castañeda; Harold Zangen; Francisco Ruiz (Sauces de la Calleja) y Piedad Holguín, por Hoyos y Holguín.

En 1998, Reforestación y Parques vendió sus acciones al grupo Mágico de México.

Hoy hay 32 juegos. Once son de alto impacto y cada uno puede costar un millón de dólares, sin contar los gastos de nacionalización e instalación. El resto de atracciones valen entre 50.000 y 80.000 dólares cada una.

EL GRUPO MAGICO.

El grupo Mágico pertenece a la Corporación Interamericana de Entretenimiento S.A. de C.V. (CIE) y nació en México en 1990.

Actualmente tienen once parques distribuidos en México (siete), Estados Unidos (uno), Argentina (uno) y Colombia (dos, El Salitre y CICI Aquapark).

En el mercado estadounidense incursionaron hace un año, con el parque Wannado, de 14.000 metros cuadrados, en la Florida.

Ganaron la licitación compitiendo con monstruos de este tipo de construcciones.

Desde 1995 cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores.

Es la séptima corporación en manejo de parques en el mundo y la primera de América Latina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.