DESACIERTOS FRENTE LA DEMANDA SOBRE SAN ANDRÉS Y PROVIDENCIA

DESACIERTOS FRENTE LA DEMANDA SOBRE SAN ANDRÉS Y PROVIDENCIA

Hicimos hace cerca de un año un reportaje con internacionalistas sobre la vulnerabilidad de Colombia frente a la demanda de Nicaragua ante la Corte Penal Internacional en reclamo de San Andrés y Providencia. Fueron todos ellos concluyentes en afirmar que el Gobierno colombiano debió negarse a comparecer. El ex presidente López Michelsen también dio en esos días una voz de alarma por la manera sigilosa, de espaldas a la opinión, como los gobiernos de Pastrana y Uribe han mantenido el desarrollo de ese proceso. Sólo el 19 de diciembre, en entrevista a EL TIEMPO, el principal coagente de Colombia ante la Corte de la Haya, Guillermo Fernández de Soto, sin responder a ningún cuestionamiento utilizó el tema como trampolín para el lanzamiento de su candidatura a la alcaldía de Bogotá.

15 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Hicimos hace cerca de un año un reportaje con internacionalistas sobre la vulnerabilidad de Colombia frente a la demanda de Nicaragua ante la Corte Penal Internacional en reclamo de San Andrés y Providencia. Fueron todos ellos concluyentes en afirmar que el Gobierno colombiano debió negarse a comparecer. El ex presidente López Michelsen también dio en esos días una voz de alarma por la manera sigilosa, de espaldas a la opinión, como los gobiernos de Pastrana y Uribe han mantenido el desarrollo de ese proceso. Sólo el 19 de diciembre, en entrevista a EL TIEMPO, el principal coagente de Colombia ante la Corte de la Haya, Guillermo Fernández de Soto, sin responder a ningún cuestionamiento utilizó el tema como trampolín para el lanzamiento de su candidatura a la alcaldía de Bogotá.

Como, después del libro de Alberto Lozano Simonelli, La amenaza de Nicaragua, el más serio intento de controvertir la posición del Gobierno colombiano ante el referido litigio es el de Una comedia de equivocaciones. El cuatrienio de Andrés Pastrana y la demanda de Nicaragua sobre San Andrés y Providencia, libro del jurista cartagenero Martín Alonso Pinzón, solicitamos a este ex diplomático y ex dirigente conservador, residente hoy en Chile, ampliar sus conceptos sobre el tema. Aquí, el autor de Historia del conservatismo polemiza además sobre relevantes aspectos de la política doméstica nacional.

En su reciente libro,Una comedia de equivocaciones...i , cuestiona la comparecencia de Colombia ante la Corte Internacional de Justicia en el caso de la demanda nicaraguense...

En esta materia vital se equivocaron el presidente Pastrana y su canciller Fernández de Soto, quien es aún más criticable tratándose de un antiguo funcionario de la Cancillería. A las volandas, la víspera de la presentación de la demanda de Nicaragua ante la Corte Internacional, Fernández, a través de una nota deplorable, decidió retirar la aceptación de la jurisdicción por parte de Colombia de la jurisdicción de la Corte. Pero omitió aludir a la fecha de aceptación de aquella jurisdicción, 1932, posterior al Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928. Después, decidieron comparecer ante la Corte, sin autorización del Congreso que, como se sabe, aprueba los tratados internacionales, excediendo así sus atribuciones constitucionales y legales. No se detuvieron a reflexionar sobre los títulos históricos y jurídicos de más de doscientos años que Colombia posee, desde la Real Cédula de 1803, sobre el archipiélago.

Qué ha debido hacerse entonces?.

Fernández de Soto ha debido solicitar en su momento una reunión urgente de los ministros de Relaciones Exteriores de los Estados Miembros de la OEA para denunciar el acto inamistoso de Nicaragua consistente en desconocer un tratado internacional con casi ochenta años de vigencia y en violar la regla de oro del derecho internacional, pacta sunt servanda. Ha debido también exponer ante la OEA y la ONU la historia y fundamento de nuestros títulos sobre el archipiélago. Nada de esto se hizo y lo que tenemos ahora es un pleito en La Haya. Lamento que el gobierno del Presidente Uribe no haya corregido esta comedia de equivocaciones y por el contrario haya premiado a Fernández designándolo coagente de Colombia ante la Corte y embajador en Holanda. El Presidente parece enviar así a la opinión el mensaje de que en esta materia confía en la continuidad y en los ejecutores de la línea trazada por el gobierno anterior. Comparte con ello responsabilidades y los riesgos actuales y el futuro desenlace del pleito.

No cree que las últimas declaraciones de Guillermo Fernández en EL TIEMPO (19 de diciembre) son una manera de desmontarse de ese potro?.

En esa entrevista, omite reconocer que, al comparecer ante la Corte Internacional, Colombia admite, conforme a doctrina de la misma Corte, los riesgos de una sentencia desfavorable, que sería inejecutable, conforme a los principios y reglas del derecho internacional y de nuestro derecho constitucional y que nos obligaría a defender nuestra soberanía en las islas. A falta de firmes razones jurídicas para defender su estrategia, Fernández acude al argumento de autoridad y pretende infundir confianza con el elogio y prestigio de los costosos juristas extranjeros contratados para asesorarlo ante la Corte, en cuyas manos se ha colocado la suerte judicial de una porción preciosa del territorio patrio y de nuestras fronteras marítimas, con olvido o disminución de prestigiosos internacionalistas y juristas colombianos.

De cuándo acá esa aspiración de Fernández de Soto a la alcaldía de Bogotá?.

El sólo anuncio de su aspiración, sin fundamento político real, a la alcaldía de Bogotá, es una enorme ligereza, porque toda su atención, preocupación e interés deben concentrarse en el desempeño de su actual cargo para ayudar a que el país salga bien librado del laberinto judicial en que nos metió con su estrategia ante la demanda de Nicaragua. En vez de dar consejos al actual Alcalde, debe consagrarse en La Haya a defender el territorio patrio. Además, haber sido el director ejecutivo de la Cámara de Comercio no es suficiente título para aquella aspiración y menos con el bajísimo nivel de popularidad que muestran el gobierno y la figura de Andrés Pastrana.

Cuál es la razón de esacomedia de equivocacionesi en materia internacional del gobierno Pastrana?.

En el caso del ex presidente Pastrana y de su Canciller, es impreparación y desconocimiento de los grandes temas del Estado. Pastrana es un producto mediático y un hábil comunicador televisivo. Además, en todo este litigio del archipiélago, veo el reflejo de cierta mentalidad andina y mediterránea de la Cancillería de San Carlos. Por esa mentalidad perdimos a Panamá hace un siglo, un Canciller entregó a Venezuela Los Monjes con una simple nota y le hemos dado la espalda al mar. Colombia, teniendo una larga costa sobre el Pacífico, no es miembro de la APEC, el Foro Económico de Asia-Pacífico que reúne a un grupo de naciones como E.U., China, Rusia, Canadá, Australia, Nueva Zelandia y otras que representan el 57 por ciento del PIB del mundo y el 47 por ciento del comercio internacional y suman dos mil quinientos millones de personas. Hay unamoratoriai en la APEC que nos impedirá ingresar hasta el 2007, si para entonces nos ayuda el Tratado de Libre Comercio con E.U. En cambio México, Chile y Perú son miembros de la APEC.

Pero habiendo sido amigo y colaborador de Misael Pastrana, por qué esta opinión sobre el gobierno de su hijo?.

Entre el padre y el hijo hay gran diferencia. Misael era un hombre de Estado, de inteligencia brillante, de enorme simpatía personal, intuitivo y con experiencia administrativa y financiera. Hizo un buen gobierno bajo el cual el país creció. El perfil de Andrés corresponde en cambio al del relacionador público. A diferencia de su predecesor y de su sucesor, llegó al mando supremo sin suficiente preparación. Ernesto Samper, su predecesor, desde su temprana juventud se preparó a través del estudio para llegar a la Presidencia y le fue mal por otras razones. Y el presidente Uribe, sucesor de Pastrana, une a la natural capacidad de trabajo de las gentes de su tierra, un sentido de seriedad y disciplina para el examen y manejo de los problemas del Estado.

Cómo aprecia la situación de los partidos históricos?.

Tanto el Liberal como el Conservador aceptan el mismo modelo económico reflejado en el llamado Consenso de Washington. La situación del liberalismo, sin ser la mejor, presenta algunas ventajas frente al conservatismo. Pero ambos necesitan reingeniería política. Las diferencias ahora hay que marcarlas en temas valóricos y culturales: aborto, protección del medio ambiente, humanización de la globalización y distribución del crecimiento, eutanasia, biotecnología. El ex presidente López, en la cumbre de su existencia, se mantiene actualizado y sus artículos sobre alimentos transgénicos apuntan a estos temas de cara al siglo XXI, como la innovación tecnológica y la calidad de la educación. Claro está que las prioridades continúan siendo la lucha contra la pobreza, la corrupción y el narcotráfico, la pacificación y la plena vigencia del Estado Social de Derecho. Pero en estos momentos el debate está centrado en el pro y contra de la reelección.

No es partidario de la reelección presidencial?.

Hubiera preferido la prolongación del período presidencial. La reelección, como es sabido, tiene una tradición histórica dentro del liberalismo: Mosquera, Murillo Toro, Núñez, López Pumarejo y los conatos fallidos de López Michelsen y Lleras Restrepo. Al partido conservador y al país no les fue bien con el intento reeleccionista del ex presidente Ospina Pérez, que agudizó la división del partido y contribuyó a precipitar el golpe de Rojas Pinilla.

Muestra mucha admiración por Alfonso López Michelsen, quien enseña más sabiduría en su columna de EL TIEMPO de lo que supo aplicar como gobernante...

López Michelsen, a sus noventa años, posee y mantiene una mente lúcida que dispara ideas originales y alimenta una gran curiosidad intelectual hacia los más diversos temas, desde los relacionados con derecho público, biotecnología, literatura, historia o música nacional, especialmente la vallenatología. Hace medio siglo escribió Los elegidos, novela que describe la psicología de las gentes del alto círculo social y político de Bogotá, la llamada oligarquía, durante la segunda guerra. Es lector constante en varios idiomas. Fue profesor de derecho constitucional y es escritor que maneja una prosa impecable. Tuvo el mérito, junto con su Canciller Indalecio Liévano, de impulsar la fijación de los límites marítimos del país, principalmente en el Caribe. Pertenece a una generación de dirigentes colombianos en vía de extinción caracterizada por la capacidad de hacer política lanzando ideas.

No entiendo por qué le confiere más posibilidades de salir de la crisis al Partido Liberal que al Conservador...

El liberal tiene la alternativa de la socialdemocracia otercera víai . Es actualmente gobierno y cuenta con la ventaja de tener en la reserva a unos ex presidentes todavía jóvenes y bien estructurados, como Gaviria y Samper, y también a Alvaro Uribe, quien será dentro de algunos años un ex presidente todavía joven y bien formado. Esto es una ventaja frente al conservatismo. Yo me permito recomendarle a Andrés Pastrana que aproveche sus ocios madrileños y su situación personal para estructurarse mejor y recuperar mediante el estudio oportunidades y tiempo perdidos. Belisario Betancur es el otro ex presidente conservador vivo, pero está totalmente retirado de la política y es un hombre que, aunque conserva un espíritu juvenil y vive una envidiable primavera intelectual, no creo que esté disponible para dejar sus tareas culturales y la deliciosa lectura de los poemas de Kavafis. El conservatismo enfrenta el desafío de compaginar las ideas del modelo económico liberal vigente con sus fuentes socialcristianas, lo cual supone una reingeniería. Fue históricamente un partido de humanistas, pero ha sufrido mengua en este aspecto, al igual que el liberalismo, con el predominio de los clientelistas duchos en política menor. Eso significa que sin ideas no hay proyecto político.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.